miércoles, 30 de diciembre de 2015

Películas chinas

Qué fuerte, mañana ya se acaba 2015. ¡Si parece que empezó ayer!

Para despedir el año, como estoy un poco vaga y no me apetece escribir mucho, os voy a poner la lista de películas chinas que he visto en los últimos 12 meses, por si tenéis tiempo libre o queréis practicar la comprensión oral de chino.

Las voy a separar en las que me han gustado, las que no, y las que me dejaron indiferente. Hay más en la de que sí me han gustado porque soy una chica fácil. Otra cosa, tened en cuenta que el que yo las haya visto este año no quiere decir que sean de este año, ni mucho menos... casi siempre voy con retraso.

Películas chinas que he visto este año y me han gustado:

- Blind Massage (推拿): parece casi más un documental que una película. Trata sobre varios masajistas ciegos, como su título indica.

- A Simple Life (桃姐): en realidad es de Hong Kong, pero aceptamos barco. Una historia muy bonita sobre la relación de un hombre y la señora que lo cuidaba cuando era pequeño.
- Spring in a Small Town (小镇之春): una película de 1948. Debió ser de las últimas que se rodaran antes de que instauraran la república comunista. Muy buena, y además me resultó muy fascinante porque me puse a pensar... ¿y si no hubiera ganado el partido comunista? Los personajes de la película son tan refinados, tan educados... la manera de hablar, la ropa, el peinado, todo, es diametralmente opuesto a lo que vendría unos años después.

- The Blue Kite (蓝风筝): perfecta para hacer comparaciones con la peli anterior, ya que la historia se desarrolla en 1953. La vida de una pareja y su hijo en los hutong de Beijing. La película es de 1993 y al director le prohibieron filmar nada más durante varios años. Tampoco es para tanto, si es que se la cogen con pinzas...

- People Mountain, People Sea (人山人海): un thriller sobre un hombre que busca al asesino de su hermano allá por los puebluchos de Guiyang creo que era. ¿Ves? Esta no me hubiera extrañado si la hubieran censurado, porque enseña cosas chinas bastante feas (en plan corrupción, amiguismo, suciedad, etc).

- Jian Bing Man (煎饼侠): uno de los taquillazos del año en China, porque es la primera película del humorista Da Peng, responsable de un programa de humor con el que me parto (屌丝男士). Si no conoces a Da Peng y su gente probablemente te hará menos gracia. Va de un director caído en desgracia que tiene que hacer una peli de superhéroes con cuatro duros.

- Monster Hunt (捉妖记): otro de los taquillazos del año, creo que porque es la primera película china en la que los efectos especiales no dan vergüenza ajena, ja ja ja. Es una mezcla de comedia y acción, situada en la "Edad Media" china, con monstruos danzando por ahí.

- 12 Citizens (十二公民): remake de "12 hombres sin piedad". Los miembros de un jurado deben decidir si el sospechoso es culpable o no, pero tienen que llegar a una sentencia por unanimidad. Como en China no hay jurados, en esta versión lo que están haciendo es un trabajo de la facultad de Derecho sobre el sistema americano.

- Go away, Mr. Tumor (滚蛋吧!肿瘤君): esta también tuvo mucho éxito. Es la historia real de una chica (en la realidad era dibujante de cómics) que tiene cáncer. Está como una cabra y se inventa amoríos con el médico, etc. Spoiler: qué hartón de llorar.

 - The Dead End (烈日灼心): otra que no tengo claro cómo ha pasado la censura, ya que tiene cosas bastante fuertecillas (para lo que es este país, entendámonos). Tres hombres cometieron un crimen hace años pero lograron irse de rositas... de momento.

- Goodbye, Mr. Loser (夏洛特烦恼): un pringao tiene la oportunidad de volver al pasado, a su época del instituto, para actuar de manera diferente y cambiar su futuro. Graciosa.


Películas chinas que he visto este año y me han dejado indiferente:

- The Underdog Knight (硬汉): no recuerdo nada de esta película, pero le puse un 6, así que para pasar el rato estará bien. Ah, es de Hong Kong.

- Rigor Mortis: una peli de terror de Hong Kong bastante meh.


Películas chinas que he visto este año y hubiera matado al productor, por poner dinero para hacer ese bodrio:

- Gone with the Bullets (一步之遥): menudo bodrio. No pude terminar de verla, ni puedo explicar de qué va porque era todo muy confuso. Algo de Shanghai en los años 20 o 30. Del palo mayor tendrían que haber colgado a los responsables de esta bazofia. Y lo peor es que es de un director bastante interesante, Jiang Wen, el de "Devils at the doorstep". Aquí se ha caído con todo el equipo.

- The Continent (后会无期): es la primera película dirigida por Han Han, un escritor, bloguero y piloto de carreras muy famoso en China (algo así como "la figura representativa de la generación de los 80"). Han Han, bonico, te podías haber dedicado a seguir conduciendo tu cochecito, porque vaya mierda pinchá en un palo que te ha salido. Pretenciosa y aburrida a más no poder. Tampoco pude terminar de verla. Algo de unos amigos en una isla buscando no sé qué (o no sé quién).

- Monk Comes Down the Mountain (道士下山): me parece increíble que esta película sea de Chen Kaige. Al pobre se le deben haber fundido los plomos. Otra caca que no terminé de ver, y eso que ya solo faltaba el final. Pero estaba tan aburrida que ni me interesaba.


¡Feliz año nuevo!

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Los mejores regalos navideños

Como ya casi estamos en navidad, y nadie me leerá porque todo el mundo estará ocupadísimo poniéndose como el quico de turrones, voy a aprovechar para reciclar este post tontuno que publiqué en el blog en inglés. ¡Viva el reciclaje!

¿Ya has hecho todas tus compras navideñas? ¿Tienes regalos para todos tus familiares y amigos? ¿¿NO?? ¿¿Y a qué esperas?? ¡¡Ya casi no queda tiempo!! Si estás desesperada porque no sabes qué comprar y el año pasado ya te tiraron el jersey con copos de nieve a la cara, aquí estoy yo para echarte un cable con mi Lista Oficial y Definitiva de Regalos de Navidad de Taobao (copyright, marca registrada). ¡Te soluciono la papeleta en menos que canta un gallo!

Para la mujer de tu vida:
Seguro que es una chica a la última que no se pierde ni una de las modas asiáticas. Mi sugerencia de regalo es el último grito en las calles de Shanghai: las botas ugg con lentejuelas. Disponibles en varios colores. ¡Cómpraselos todos! ¡Ella no se merece menos!


Para el hombre de tu vida:
¡Ese hombre que trabaja duro todo el día para ganar dinero y comprarte regalos maravillosos! (como las botas ugg de arriba). Hazle un favor y cómprale algo que pueda utilizar en la oficina, que sea beneficioso para su salud y que le alegre la vista entre Excel y el correo electrónico... ¡la alfombrilla de ratón con tetas incorporadas! (Es un producto indispensable en toda oficina que se precie. En la mía la tienen todos los tíos. ¡No te quedes sin ella!).
Yo tengo una pero sin tetas, es una ardilla y la parte acolchada es el hocico. Muy cómodo para la muñeca.

Para tu mejor amiga:
¿Recuerdas cuando érais adolescentes y odiábais todas las cosas de color rosa y "de niñas"? Lo peor de todo era esa asquerosa de Hello Kitty, estaba en todas partes, siempre tan mona. Pero, como se suele decir, la venganza es un plato que se sirve frío. ¡Regálale venganza a tu mejor amiga con estos rollos de papel higiénico de Hello Kitty! ¡Qué gustito da limpiarse el culo en la cara de esa gata pija!


Para tus suegros:
En invierno el grajo vuela bajo y hace un frío del... Muchas mujeres tienen problemas de circulación y sufren en silencio ese incómodo mal que son las manos y los pies congelados. Con este calientapiés tan cuqui quedarás bien tanto con tu suegra como con tu suegro: ella no tendrá los pies fríos nunca más y él no tendrá que soportar tener dos témpanos en la cama por las noches.
Yo ya tengo uno, aunque el mío no es tan cuqui y está remendado porque Nico lo ha mordido.

Para tu amiga aficionada al cosplay:
Va siempre con vestiditos con encajes cual lolita japonesa y le encantan los dibujos animados. Con estas medias que simulan ser calcetines de uniforme de colegio asiático y llevan caritas incorporadas, tu amiga te amará eternamente.
No sé si esto son piernas o brazos, la verdad. Qué falta de carne y de tó.

 Para tu mascota:
En estas fechas tan entrañables no puedes olvidarte de ese animalito que te adora hagas lo que hagas (no, no estoy hablando de ese niño que lleva enamorado de ti desde primero de primaria). Con estos trajes de Papá Noel para perros y gatos, el ambiente navideño se extenderá por toda la casa. ¡Mira qué caritas! ¡Están encantados!
Él nunca lo haría.

Gato planeando su ataque-venganza contra el árbol de navidad.

 ¡Todos estos regalos están a la venta por cuatro perras en Taobao! ¡Haz tu pedido ya! ¡Y feliz navidad!

jueves, 17 de diciembre de 2015

Suzhou alternativo, vegetariano y barato

¡El fin de semana pasado tuvimos visita! Vinieron dos compañeros de trabajo de Shanghai y se quedaron en nuestra casa. Como soy una guía turística supermolona les hice un recorrido turístico adaptado a sus preferencias: como él es vegetariano y ella vegana, fuimos a ver lugares turísticos cerca de los cuales hubiera un restaurante vegetariano. ¿Soy una genia o no? Además, como yo no tenía ganas de pagar las burradas que cuestan las entradas a los sitios famosos de Suzhou, exploramos el Suzhou más alternativo y económico. Menos en la comida. Ahí no escatimamos gastos.

El viernes por la noche, nada más llegar, fuimos a cenar al Bookworm. Es un bar/restaurante/biblioteca donde también tocan grupillos, frecuentemente de guiris. El viernes había un trío de jazz que no sé de qué país eran. Elegí el Bookworm porque tiene un ambiente muy de estar por casa pero también porque en el menú tienen hamburguesa vegetariana y hummus. La hamburguesa estaba buena; el hummus no llegamos a probarlo porque a la camarera se le olvidó y ya estábamos llenos.

Al día siguiente fuimos a ver el jardín Qu (曲园). Está cerca de la parada de metro Leqiao y, ¡chan chan!, es gratis. ¡¡GRATIS!! Es pequeñito, pero sirve para hacerse una idea de lo que es un jardín chino si no se quieren pagar los 40 yuanes que cuesta la entrada del jardín Yi (怡园), que está al lado y al que por cierto nunca he ido.
Pabellón en el jardín Qu.

Desde el jardín Qu se puede ir andando por los callejones típicos del centro, en los que la gente deja la puerta abierta y se sientan a charlar en la calle. Si vas en dirección norte llegarás a la calle Jingde, y allí se puede visitar el templo del dios de la ciudad (城隍庙), que también es gratis. Nunca había entrado y es mucho más grande de lo que parece, tiene varios patios y pabellones uno detrás de otro.

Calle en los alrededores del jardín Qu, en dirección al templo.

El templo.

Uno de los patios del templo.

 Después fuimos en metro hasta Xiangmen para pasear por Pingjiang Lu (平江路), una callecita antigua con un canal en un lado y que es uno de los sitios más turísticos de Suzhou (porque también es gratis). Muchas parejas chinas vienen aquí a hacerse las fotos de la preboda. Comimos en un restaurante tibetano vegetariano. Barato, barato, no fue, pero la comida estaba buena.

La calle Pingjiang.

Y luego otra vez a andar. Anda que te anda llegamos hasta la pagoda Beisi (北寺塔). Está muy cerca de la casa de los padres de C. y siempre la veo desde el coche, pero, ejem... tampoco había ido nunca. Esta vez también se quedó en el intento, porque resulta que cierran a las tres y no pudimos entrar. ¿¿Qué clase de hora de cierre son las tres de la tarde??

La pagoda vista desde fuera. ¿Conseguiré visitarla algún día?

Por la noche fuimos a cenar a nuestro restaurante vegetariano favorito, que es taiwanés y está cerca de donde vivíamos antes. Habíamos pensado ir a Wave Livehouse a ver algún grupillo pero estábamos bastante muertos y nos quedamos en casa.

El domingo llovió. ¡Buuuh! Fuimos al jardín Canglang (沧浪亭) porque, de los incluidos en el grupo de Patrimonio Mundial de la Unesco, es el que tiene la entrada más barata (15 yuanes en invierno).

El jardín Canglang.

Comimos en un restaurante de Lanzhou noodles que curiosamente no estaba regentado por una familia de la minoría étnica Hui (musulmanes del oeste de China) sino por una señora de Suzhou. En este tipo de restaurantes todos los platos tienen carne, y a los camareros chinos les cuesta mucho entender el concepto de "cámbiame este ingrediente por otro", pero esta señora, muy presta, sacó un papel, apuntó las cosas que sí podíamos comer (tofu, espinacas, tomate, cebolla, etc) y se lo dio al cocinero para que nos hiciera una sopa de tallarines muy apañada. Luego fuimos a hacernos un masaje de pies, que mis compis nunca lo habían probado. Era en una casa de masajes muy lujosa y totalmente vacía. Los masajistas se cachondearon de nosotros porque pusimos dibujos animados en la tele de la habitación. Pero es que es de lo poco que se puede ver en la tele china sin morirse de aburrimiento.

Acabamos el día en Shantang Jie, otra calle antigua en la que encienden farolillos rojos por la noche. También es gratis, obviamente. En esta calle hay un par de tiendecitas donde te hacen tu retrato en papel recortado. Mis compis se lo hicieron (yo ya tengo uno). Los maestros recortadores decían que antes cobraban más a los extranjeros porque hacer su cara es más difícil. En el tiempo que uno recortaba a mis compis, el otro recortó a 4 o 5 chinos.


Él quedó clavadito. "Si hubiera utilizado papel negro se parecería mucho más", dijo el mamón del maestro recortador.

C. y yo en Shantang Jie.



Direcciones de los lugares mencionados:
Bookworm (bar, restaurante, libros, conciertos): en Shiquan St.  十全街 滚绣坊 77 (十全街和平桥值街的路口)
Jardín Qu (曲园): 人民路马医科巷43号
Templo del dios de la ciudad (城隍庙): 景德路94号
Pingjiang Lu: 平江路
Restaurante tibetano vegetariano en Pingjiang Lu (嘎尔庄园●藏式素食料理): 平江路242号. Aprox. 70-80 yuanes por persona.
Pagoda Beisi (北寺塔): 人民路1918号 (en el cruce con 西北街).
Restaurante taiwanés vegetariano Lotus Veg Café (水中莲有机餐饮): 工业园区 中新大道西8号 (la misma calle donde está La Pasta, Jack's, Wawa Wewe, Heidi's y todos esos sitios).
Wave Livehouse (música alternativa, grupos chinos): 白塔东路26号容创意产业园B幢
Jardín Canglang (沧浪亭): 沧浪亭3号 (cerca de 人民路44号, enfrente del Templo de Confucio).
Shantang Jie 山塘街: la línea 2 del metro llega directamente.

viernes, 11 de diciembre de 2015

El veterinario

El otro día llevamos a Nico al veterinario porque tenía un bulto en la barriga y C. es un poco paranoico. Como no se fía de los veterinarios chinos porque son unos sacaperras llamó a una señora que conoce que tenía un golder retriever para preguntarle a cuál iba ella.

La señora esta nos recomendó una clínica y allá nos fuimos el sábado. A sus siete años y medio, Nico nunca se había hecho una revisión médica. Así que contratamos el pack completo: electrocardiograma, análisis de sangre y de orina, ecografía y no sé qué más. 1400 yuanes (200 euros). Un poco de dolor, pero bueno, para quedarnos tranquilos. Si lo comparo con la vez anterior que fuimos a otro veterinario (yo sospechaba que Nico tenía una infección urinaria porque meaba 15 veces por paseo) no está tan mal. Solo por hacerle un análisis y darnos 5 píldoras de antibiótico nos clavaron 500 yuanes...

Los resultados de las pruebas mostraron que, para la edad que tiene, Nico está perfecta. El bulto en la barriga es un bulto de grasa por detrás del ombligo. Lo único que tenía era el nivel de proteínas bastante bajo. Así que ahora le damos una lata entera de "foie gras" para perros por la mañana, y el otro día se comió un huevo cocido.

Nico se lo pasó bomba en el veterinario. Tanta gente haciéndole caso, y tantos perros y gatos por alrededor. Había un braco de Weimar super bonito con una pata de atrás más larga que la otra. Nunca había visto un perro discapacitado en China (criado por un chino). También había un kuvasz enorme que había ido a bañarse. Entre unas pruebas y otras estuvimos allí casi tres horas. El veterinario me pareció bastante profesional. Hasta nos dijo que las proteínas bajas podían ser una cosa momentánea y que volviéramos dentro de dos semanas para repetir las pruebas de sangre (gratis).

Lo peor para Nico fue la ecografía. Le raparon toda la barriga, ahora que llega el invierno, y la examinación en sí duró bastante así que tuvo que estar un buen rato panza arriba. Ahora se está rascando todo el rato porque le pican los pelos al crecer.

Nico odia que le hagan fotos. Esta pose la conseguí mediante soborno con avellanas.



martes, 8 de diciembre de 2015

Gimnasio nunca mais

Hace unos meses se me ocurrió la maravillosa idea de apuntarme a un gimnasio. Nunca me había apuntado a uno, ni en España ni en China. Lo que finalmente me animó fue que mi empresa pagaba el 50% de la suscripción y que al lado de mi apartamento en Shanghai había un gimnasio con piscina. Y me apetecía ir a nadar. Así que me apunté.

Había oído mil veces que la mayoría de la gente se apunta al gimnasio y luego no va. Pero, ay, amigos, yo si pago algo, lo aprovecho. Mi madre dice que soy una agarrá. Así que allí estaba yo haciendo largos en la piscina dos veces a la semana como mínimo.

A los dos meses mi empresa soltó el bombazo: iban a cerrar la oficina de Shanghai y transladarse a Shenzhen.

El contrato de mi piso en Shanghai terminaba en septiembre. La oficina de Shanghai se cerraría a finales de diciembre. Como pasaba de buscar piso en Shanghai solo para tres meses, decidí mudarme de vuelta a Suzhou e ir a Shanghai a trabajar cada día. Pero eso implicaba que ya no podía ir al gimnasio. Así que decidí vender mi suscripción al gimnasio.

Hoy, un comprador interesado me ha preguntado cuánto era el coste de transferencia de la suscripción. Yo, ilusa de mí, pensaba que iba a ser algo como 100 yuanes. No sé, por las molestias de hacer una nueva tarjeta y firmar un nuevo contrato, ¿no?

JA.

Para transferir tu membresía a otra persona hay que pagar el 15% de lo que costó originalmente tu suscripción. En mi caso, eso son 570 yuanes.

¿Es un atraco a mano armada o no?

Conclusión: no os apuntéis nunca a un gimnasio. A correr a la calle y a hacer yoga en casa con vídeos de youtube. Y a nadar al estanque de la urbanización.

PD. Prefiero no vender mi suscripción y que esos ladrones no ganen 570 yuanes más a mi costa.

PD2. Para los que estéis en Shanghai, los estafadores son Wills Gym. Aunque me temo que todas las cadenas harán algo parecido.


lunes, 30 de noviembre de 2015

Las cejas pintadas

Vaya por delante que yo no entiendo mucho de belleza, y menos de maquillaje. Bueno, vale, no tengo ni idea de ninguna de las dos cosas. Pero aún así, a veces me encuentro con cosas que, a mi parecer, son claramente una patada en la entrepierna del buen gusto estético. El metro de Shanghai es un buen lugar para descubrir y analizar estas tendencias feísticas. Y después de dos meses cogiendo el metro a diario, una de las cosas que más me ha llamado la atención ha sido...

(redoble de tambores)

¡Las cejas pintadas!

Como no sé nada de maquillaje (solo me han maquillado dos veces en mi vida, profesionales de la brocha y el pincel, yo ni lo intento), no sabía que pintarse las cejas era algo normal. Cuando las cejas se ven más oscuras y pobladas te ves más guapa y todo. Nunca se me habría ocurrido.
Aquella vez que un señor transexual filipino me maquilló. Cejas con color de relleno incluido.

Pero lo que el maquillador filipino me hizo a mí no se parece mucho a  lo que veo frecuentemente en el metro.

Las chinas no tienen muchos pelos, empecemos por ahí. Las cejas las suelen tener poco pobladas, y en ocasiones apenas si se ven. Además, tienen la desgracia de que, normalmente, sus cejas naturales tienen una forma bastante fea, corta y recta. Así que las chicas preocupadas por su aspecto se suelen afeitar y pintar las cejas para darles una forma más adecuada. Sí, se las afeitan, con unas minicuchillitas especiales que podéis encontrar en cualquier Watson's. Las chinas no son mucho de arrancarse el vello. Creo que muchas no saben ni que existe la cera depilatoria.

El problema viene en la elección del color que utilizan para darle relleno a las cejas. Las chinas tienen el pelo negro, ¿no? Pues muchas tienen la manía de pintarse las cejas de color granate-rojo, con lo que el resultado es raro. Baidu (el Google chino) ha acudido en mi ayuda, porque evidentemente me da vergüenza coger el móvil y sacarle una foto en la jeta a cualquier señora que me cruzo en el metro.

Se nota que son rojas, ¿no? Aunque lleve el pelo teñido, la diferencia de color es evidente.
Nop. definitivamente las chinas no tienen el pelo de este color. Obsérvense además los cuatro pelos descolocaos que tiene.

Según mis escasos conocimientos estéticos, las cejas deberían ser del mismo color que el pelo, ¿no? Ya que te las pintas, píntatelas bien.

Luego hay un segundo tipo de cejas, que son las cejas azules. Se suelen ver en señoras de mediana edad, y supongo que son cejas tatuadas que al principio eran negras y debido a la mala calidad de los pigmentos se han vuelto azules. Pobres señoras. De estas cejas no he podido encontrar fotos, pero creo que os podéis hacer una idea.

Combo terrorífico: cejas pintadas exageradamente y lentillas agrandaojo.

La verdad es que no tener casi cejas es mucho peor que tenerlas mal pintadas; la gente sin cejas tiene un aspecto bastante escalofriante.
Señor sin cejas de la película Mulholland Drive. ¿Da miedo o no?

Estas cejas rarunas no son algo exclusivo de las chinas. Conozco a un par de chicas extranjeras que llevan unas cejas terroríficas, enorme y exageradísimas. Una de ellas es una chica rubia de unos 26 o 27 años, y las cejas marrones que se pone le hacen parecer 20 años más vieja. Hay gente pa tó.

Algo así se hace la chica rubia que digo, pero con el trazo aún más gordo.

martes, 24 de noviembre de 2015

Levantarse un domingo a las 6:40

Las cosas claras. A mí me gusta dormir. Hay gente que dice que dormir es una pérdida de tiempo, con la de cosas que hay para ver y hacer, ¿no? Pues yo no soy una de esas personas. Madrugar los fines de semana debería ser pecado mortal. Pero, ay, amigos, estoy en China, donde la gente es muy rara y amanece muy temprano. Amanece muy temprano porque tienen el mismo huso horario en un país que debería estar dividido en cuatro (husos horarios), y como yo estoy al este me toca que salga el sol a las 5 de la mañana. Y la gente es muy rara porque les proponen hacer una actividad de trabajo un domingo a las 7:30 de la mañana y les parece bien (y al que lo propone no le cae una lluvia de pedradas).

Así que el domingo me desperté a las 6:40 para participar en la actividad de trabajo en equipo de la oficina del Charley. (Si mi oficina hubiera propuesto hacer la actividad de trabajo en equipo durante un fin de semana, todavía se estarían oyendo las carcajadas). Había que levantarse tan temprano para ir a donde Cristo perdió la zapatilla, allá en una isla en medio del lago Tai. Una hora y media en coche desde mi casa.

La actividad consistía básicamente en hacer 20 kilómetros en bici, con tres paradas para hacer pruebas. Las pruebas las tenía que hacer todo el equipo (6 personas), así que si uno llegaba mucho antes que los demás no servía de nada. Pero bueno, lo gordo era pedalear. Que una no está acostumbrada a esos esfuerzos. Pero me fue mucho mejor de lo que pensaba. Ni agujetas ni nada, lo único que me fastidié fue el culo (qué incómodos son los sillines de las bicicletas) y el hombro (creo que siempre pongo alguna postura rara cuando monto en bici porque luego me duele la espalda).

Esperando a que den la salida.
Menos mal que no había muchos coches en esta carretera.
 
Qué pintas...

 
En una de las paradas donde había que hacer pruebas, esperando al resto del equipo.

 

Con todos los compañeros de la empresa de C.




miércoles, 18 de noviembre de 2015

El camino al trabajo

Durante estos años en Suzhou y Shanghai he utilizado muchos medios de transporte para ir a trabajar. Metro, bus, coche, coche de San Fernando (un rato a pie y otro andando)... De mis viajes en autobús incluso hablé una vez.

Desde diciembre del año pasado hasta septiembre tuve una habitación alquilada en Shanghai, pero cuando venció el contrato no busqué otro piso. Así que llevo desde octubre trabajando en Shanghai y viviendo en Suzhou. Me toca coger el tren todos los días dos veces, una de ida y una de vuelta.

Lo estoy llevando mejor de lo que pensaba. El viaje en sí no es tan pesado. "Solo" es una hora y media (en cada sentido), que si te pones a pensarlo es prácticamente lo mismo que tardan en llegar a la oficina mis compañeras chinas que viven en Pudong (barrio de Shanghai). Además, como ahora tengo Kindle puedo leer en el tren.

Qué bien viene el Kindle y qué poco ocupa en el bolso.

 Salgo de casa a las 8. C. me lleva en coche a la estación de tren, que está a unos 10 minutos. El tren sale a las 8:28 pero es mejor llegar un poco antes. Además, tengo una tarjeta especial en la que se recarga dinero y no es necesario comprar el billete con antelación, pero solo dejan entrar a unas cuantas personas con esta tarjeta así que mejor llegar temprano. (¿Recordáis esta entrada? Resulta que sí hay una manera con la que te evitas comprar los billetes, pero solo sirve para los trenes entre Shanghai y Nanjing. No sirve para Shanghai Hongqiao - Nanjing Nan, por ejemplo. Te sale por el mismo precio pero no tienes asiento, así que es un poco timo. Es útil para poder subir al tren cuando no quedan billetes).

En el andén.
  
En el tren me quedo de pie en el pasillo, o me siento si hay algún asiento libre. Últimamente no hay ninguno, grrrr. Me revisan el billete o la tarjeta cuatro veces: al entrar en la estación, al entrar al andén, dentro del tren, y al salir de la estación. Si alguien consigue colarse debe ser un auténtico profesional. El viaje dura unos 30 minutos.

El tren.

 Suelo quedarme en el primer o segundo vagón porque son los que quedan más cerca de la salida. Cuando el tren llega a Shanghai hay que salir a paso ligero y llegar de los primeros a la salida, para que no te pille el mogollón. A la salida también hay compuertas en las que tienes que introducir/enseñar tu billete.

Luego tengo aproximadamente media hora de metro en Shanghai. La línea 1 siempre va petada, pero sobre las 9:05 llega un tren vacío. ¡Bien! Las abuelas echan a correr para no quedarse sin asiento. Después me toca cambiar de línea en People's Square, que es la estación más grande y con más gente de todo Shanghai. Últimamente hay menos gente, ¿es que entran a trabajar más temprano o más tarde en noviembre? Me dan ganas de dar collejas a todos los que van viendo películas en el móvil mientras cambian de línea.

Ya no hay tanta gente como hace un mes.

 Desde la salida del metro solo tengo que cruzar la calle y ya llego al edificio de mi oficina. Ficho sobre las 9:30.

Por la tarde, el mismo camino pero a la inversa. Y cuando el tren llega a Suzhou, si está lloviendo, la azafata dice por megafonía: "El suelo está mojado, cuidado no se resbalen al salir". ¿Es que China es como Estados Unidos, y si alguien se resbala en el andén puede demandar a la compañía de ferrocarriles?

Y este es mi viaje diario. Hasta enero, cuando en teoría empezaré a trabajar desde casa.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Castillos en el aire

La semana pasada era la "Semana de la Cultura Catalana" en Shanghai y el sábado hicieron castells y conciertos en un centro comercial.

Justo ese día por la mañana estaba yo pensando, "Qué bien funcionan los trenes en China, nunca se retrasan". Gafe de mí, nuestro tren a Shanghai se quedó parado tres cuartos de hora en Kunshan. Al parecer, todos los trenes a Shanghai estaban paralizados porque había caído un rayo en algún sitio y el tren no tenía cobertura de la que usan ellos para comunicarse. Pero bueno, al final llegamos a Shanghai justo antes de que comenzaran los castells.

También había una barra donde servían cerveza, cava, vino y pan con tomate y butifarra. Pero el plato fuerte del día eran los castells, claro. Los baoanes (guardias de seguridad) del centro comercial estaban con la boca abierta, lástima que no tengo foto.




El concierto de después.

Con mi prima J., que vino con el grupo de castellers de Vilafranca.

lunes, 2 de noviembre de 2015

¿Cuánto cuesta casarse en China?

Spoiler alert: si eres hombre, un riñón y parte del otro.

Hace un par de semanas C. me contó la historia del cortejo de un compañero suyo de trabajo. Este chico, llamémosle Larry, es chino y debe tener unos 25 o 26 años. Estudió en Australia y volvió a China hace poco. Su familia no es especialmente rica.

Hará cosa de medio año, Larry empezó a salir con una chica. "¿Tenemos 25 años y llevamos saliendo 6 meses? Pues ya es hora de que nos casemos, ¿no?". Así son los chinos. (Los urbanitas, los del campo a los 25 ya tienen dos críos). Pero en China, la pareja no es la única que tiene que decidir sobre su matrimonio. ¡Los padres tienen mucho que decir! Muchas parejas han roto, y romperán, porque los padres no aprobaban la relación. Se dice que aquí un matrimonio no es la unión de dos personas, sino de dos familias.

Todos sabemos que en China hay muchos más hombres que mujeres (como 20 o 30 millones más, para ser exactos), gracias a la política del hijo único y a la preferencia por los hijos varones. Esto ha provocado que las chicas casaderas y sus familias pidan la luna y los anillos de Saturno a cambio de pasar por la vicaría y fabricar un heredero. Normalmente los requisitos son tener un piso y un coche en propiedad.

Pero vamos con la historia de la familia de la novia de Larry. Parece que se trata de una familia muy rica, con varios negocios y fábricas. Y la gente rica tiene aún más requisitos para casarse. Aunque naden en billetes, quieren más. Así que le mandaron a Larry una lista con lo que tenía que dar a la familia de la novia a cambio de casarse con ella. Nada de camellos y vacas, señores. Aquí estamos hablando de pasta.

Esta es la lista:

Y esta es la traducción, con equivalencias en euros. Hay algunas cosas que ni C. sabía lo que eran.

1. Un coche valorado en 900.000 RMB (128.500 euros). No está escrito, pero se supone que es un Mercedes.
2. Comida, tabaco, alcohol y una tarta grande para la ceremonia de petición de mano: de 10.000 a 30.000 RMB (1.430-4.285 euros).
3. Dos anillos de diamantes y un reloj de pulsera, precio total 150.000 RMB (21.400 euros).
4. Una pulsera de oro: 18.000 RMB (2.500 euros).
5. Un lingote de oro: 150.000 RMB (21.400 euros).
6. Este no sabemos lo que es. Creemos que es la dote que se le da a los padres de la novia: 188.000 RMB (26.800 euros).
7. Dinero para gastos del día a día (no sé de qué día a día exactamente, incluye la palabra pañales): 80.000 RMB (11.400 euros).
8. Dinero para comida. No está claro cuándo se consumiría esta comida: 100.000 RMB (14.300 euros).
9. Precio de poder empezar a llamar a tus suegros "papá" y "mamá": el novio le da a la familia de la novia 80.000 RMB (11.400 euros), la novia le da a la familia del novio 100.000 RMB (14.300 euros).
10. El banquete de la boda (los padres de la novia exigen 70 mesas, eso son 700 invitados): 500.000 RMB (71.400 euros).
11. Sobres rojos con dinero para dar a los niños durante la boda: 30.000 RMB (4.300 euros).
12. Pago a la gente que presentó a la pareja: 280 RMB por persona, 8 personas en total: 2.240 RMB (320 euros).

Total: casarse con esta chica le costaría a Larry más de dos millones de RMB (285.000 euros). Que es lo que cuesta un piso bastante bueno en Suzhou. Ah, en la lista no está incluido el piso que normalmente aporta el novio, supongo que porque la familia tiene ya pisos para dar y regalar.

La lista es una joyita, ¿verdad? Un lingote de oro, qué clase, qué elegancia. ¿Y pagar por llamar a tus suegros papá y mamá? Tendrían que pagarme ellos a mí... ¿Y 30.000 yuanes para los sobres rojos para los niños? Pero si con 10 o 20 yuanes cada uno van que chutan...

¿Sabéis lo que dijo el padre de Larry cuando su hijo le enseñó la lista? Aparte de montar el pollo al pensar la que le iba a caer (porque los padres siempre ponen dinero para que sus hijos se puedan casar, por ejemplo pagando parte del piso, a ver un pimpollo de 25 años de dónde va a sacar el dineral que cuesta una entrada), dijo: "Hijo, ¿y no puedes buscarte otra novia?". Una más barata, estaría pensando el buen hombre. Porque, seamos claros, entre esta lista e irse a un pueblo de Vietnam a comprar una esposa... no veo muchas diferencias, aparte del precio. ¿Y a las chicas les parece bien que las vendan así?

No os penséis que esta lista es muy común, esto son cosas de ricos que con todo tienen que hacer negocio, hasta con sus hijas. Y por supuesto tienen que mantener su "cara" (de ahí lo de tener 700 invitados y dar 30.000 RMB en hongbaos a los niños).  La gente normal "solo" pide lo que he dicho antes, casa y coche (que ya es bastante, considerando el precio de esas dos cosas y la edad de los contrayentes).

¿Qué pasará con Larry y su novia tuhao? De momento Larry está intentando regatear y ya ha conseguido una rebaja sustancial: el coche ha sido eliminado de la lista (porque la familia de la novia ya lo ha comprado) y ha conseguido un 50% de descuento en el resto de las cosas porque parece que la chica sí que quiere casarse con él. Si finalmente se casan y voy a la boda de los 700 invitados ya os contaré.


martes, 27 de octubre de 2015

Turisteando por Shanghai

La semana pasada vino mi amiga Julia a Shanghai. Julia es una chica alemana que conocí en 2007 cuando estudiaba en Beijing. Estuvimos allí juntas un año y luego volvimos a coincidir durante la expo de Shanghai en 2010 (yo trabajaba en el pabellón de España y ella en el de Alemania). También vino a visitarme cuando yo vivía en Valencia y ahora, aprovechando que estaba de viaje por medio mundo antes de comenzar su nuevo trabajo, se ha pasado por Shanghai. Ni siquiera tuvo que pedir visado porque varias ciudades chinas permiten que los ciudadanos de ciertos países puedan quedarse durante 72 horas. Fue una visita relámpago y al no tener visado no podía salir de Shanghai, así que busqué un youth hostel y estuvimos dos días turisteando por Shanghai.

Hacía mucho, mucho tiempo que yo no hacía el guiri por Shanghai. Aunque este año he estado viviendo allí, todos los fines de semana me volvía a Suzhou y entre semana solo iba del apartamento a la oficina.

El hostel estaba cerca de Zhongshan Park, zona que yo había pisado poco. Al coger el metro sobre las 11 de la mañana me sorprendió lo vacío que estaba. ¡Como yo normalmente siempre voy en hora punta!

La primera parada fue Tianzifang, una manzana de casas viejas y callejuelas estrechas que desde hace varios años se ha convertido en una trampa para turistas. Pero hay que ir. Me sorprende que sigue habiendo viejecitas que viven allí, pobrecillas, con la cantidad de gente que hay siempre andando por allí, comprando tonterías y comiendo postres o aperitivos 5 veces más caros de lo normal.

¿No os encantan las bragas colgando?
A la hora de comer encontramos un sitio muy curioso que a Julia le encantó: servían desayuno chino todo el día. Era un restaurante muy nuevo y limpio, al lado de la salida 1 del metro Dapuqiao, y creo que era taiwanés.
Toma piscina de leche de soja y rollito de arroz con cosas dentro. La verdad es que estaba bueno.

Familia tomando el brunch. Los youtiao chinos son como nuestras porras.
Por la tarde fuimos hasta el Bund, previa parada en la librería de Fuzhou Lu. Julia es terrible cuando vamos de compras, siempre se tira mil horas y al final no compra nada. Esta vez se compró dos libros, menos mal.

Los carteles que tienen en la librería están hechos con rotuladores cutres, pero me gustan.

El bund estaba bastante tranquilo, qué alegría. Los más escandalosos eran un grupo de turistas italianos. A nuestro lado había dos chinas haciéndose selfies. Les propuse ayudarnos mutuamente y les hice una foto genial, se veían todos los rascacielos de fondo. Bueno, pues atención a la que nos hicieron ellas.

Un poco más de barandilla, por favor, que no hay suficiente.
Luego cogimos el ferry a Pudong (es mi manera favorita para cruzar el río, así no tienes que andar de vuelta a Nanjing East) para encontrarnos con C. Julia quería comer xiaolongbao así que acabamos yendo al iapm, al mismo restaurante donde fuimos con miss Y. una vez.

Xiaolongbao de colorines.

Al día siguiente, sin levantarnos muy temprano ni nada de eso, fuimos al 1933, el edificio del antiguo matadero. Han cerrado la azotea y ha perdido la mitad de la gracia, que eran las vistas.



Luego fuimos andando por Hongkou hasta llegar al norte del bund. Nunca había estado allí. Se ven los rascacielos igual y no había nadie, solo algunos viejos sentados en los bancos del parque.

Andando hacia el río.

No se puede llegar hasta el "paseo marítimo", está cerrado.

Verja electrificada, o eso ponía. Pasaban un montón de barcos y se estaba tan ricamente en ese parque.
Casa muy mona en Hongkou.
Y así pasaron mis dos días de vacaciones. Ale, ahora hasta año nuevo nada de nada.