miércoles, 3 de agosto de 2016

Estereotipos de los extranjeros

Que si los chinos son muy ruidosos, que si escupen, que si trabajan mucho. ¡No creáis que solo nosotros estereotipamos a los chinos! Ellos también tienen en su cabeza un modelo mental del extranjero tipo. Voy a dar un repaso a los estereotipos que he oído personalmente.

- La dieta de los extranjeros se basa en el pan y la ternera
Esto lo he oído "cienes y cienes" de veces. Los chinos necesitan pensar que nosotros tenemos un equivalente exacto de su bol de arroz, y ese equivalente sería el pan. Hasta ahí todo bien aunque, bueno, muchos occidentales no comen pan diariamente. Lo que es un poco de locos es lo de la ternera. ¿En serio hay alguien que coma ternera cada día?
O ternera todos los días o nada.

 - Las mujeres occidentales son más fuertes que las chinas
Esta es la excusa más frecuente que oyes cuando intentas poner peros al zuo zueyi (estarse un mes en la cama tras dar a luz, sin lavarse ni moverse lo más mínimo) o cuando las chinas tienen la regla y no comen ni siquiera fruta porque "está/es fría". Cuando empiezas a explicar que en occidente no te quedas un mes en la cama tras parir y que cuando tienes la regla puedes comer helados y no te mueres, se quedan sorprendidas (esta es una conversación de mujeres, sí). Tras unos instantes de reflexión, la conclusión es que "las mujeres occidentales son más fuertes" (debe ser por comer ternera todos los días) pero las chinas tienen que seguir esas normas o perecer en el intento.


- Todos los extranjeros se parecen
Esta os suena, ¿no? De hecho, hay estudios que prueban que las personas que no son de tu raza se parecen todas entre sí, a tus ojos. Seguro que mil veces habéis oído a alguien decir que todos los asiáticos son iguales. Pues, ay amigos, ellos piensan lo mismito de nosotros. A menos que los ojos y el pelo sean de diferente color, claro. Entonces no hay lugar a dudas de que se trata de dos extranjeros de dos países distintos (porque cómo va a haber gente con distinto color de pelo y ojos dentro del mismo país). El otro día en la tienda de debajo de casa tuve la siguiente conversación:
Dependienta: ¿Te ha llegado ya la leche que encargaste?
Yo: ¿Cómorl?
Dependienta: Ah, ¿tú no eres la extranjera que encargó leche?
Yo: No...
Dependienta: Pues entonces hay una chica que se parece mucho a ti.
C.: Es que todos los extranjeros se parecen, ¿verdad?
Dependienta: ¡Sí sí sí!
Pues vaya, parece que tengo una hermana gemela en mi mismo residencial.

- Todas las extranjeras tienen el culo gordo
Esta no la había oído hasta el otro día. Estaba paseando a la perra y pasé por delante de dos chavales como de 20 años. Debían ser peluqueros o trabajadores de una fábrica. Cuando los adelanté oí que decían: "Todas las extranjeras tienen el culo gordo". Si me llego a girar y les respondo en chino con cierto estereotipo sobre cierta parte del cuerpo de los hombres chinos, se hubieran quedado de piedra. Pero me limité a sonreir para mis adentros.


¿Algún otro estereotipo interesante más?

4 comentarios:

  1. Ay tía, ¡no los conocía! Pero ¡si los chinos son la resistencia en persona! En una catástrofe mundial sobrevivirían cucarachas y chinos.
    Y lo del culo no sabía que era un estereotipo pero no hay más que ver las caras que ponen. Les parecemos tremebundas. Tienen otra constitución. Me acuerdo de ir con una amiga -que tiene la talla 36- a probarse ropa de corte chino buena -quipaos, blusas de cierre qipao, etc- en una tienda muy chula, y tía, no sabíamos por qué, pero le quedaba todo mal por primera vez en su vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo del culo solo lo he oído esa vez y lo he puesto porque es gracioso. Sí que tenemos fama de "gordas", en general. Yo ni intento probarme qipaos jajaja.

      Eliminar
  2. ¡Hola Marta! Me ha hecho mucha gracia esta entrada. Lo del culo gordo a mí me lo han dicho muchas veces, pero pensaba que era a mí porque yo sí que tengo el culo gordo... xDD! Lo de la dieta no lo había oído, pero lo de que los chinos nos ven a todos los extranjeros iguales es 100% cierto. A mí me confundieron con una compañera mía de trabajo que tiene SESENTA AÑOS solo porque las dos somos rubias con ojos azules... muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, a mí lo del culo gordo solo me lo han dicho esa vez, pero otras me han preguntado si estaba embarazada... qué cruz!!!

      Eliminar