jueves, 15 de marzo de 2018

Tirar menos plásticos

Últimamente me ha dado por intentar controlar la cantidad de plástico de usar y tirar que gasto, porque da miedo ver esa papelera para plásticos que se llena a la velocidad del rayo. En China les encanta envolverlo todo con capas y capas de plástico. Los rollos de papel higiénico vienen envueltos cada uno en su plástico y metidos 10 o 12 dentro de su bolsa grande. Hay galletas en bolsitas individuales. Te compras un té de bolas o un zumo en la calle y el vaso es de plástico, claro, y con tapa y pajita. Te compras una camiseta en Taobao y, aparte del embalaje del envío, la camiseta viene metida en una funda de plástico transparente. Si pides comida a domicilio, obviamente viene metida en cacharros de plástico, y con cubiertos de usar y tirar de regalo. Una locura. Así que esto es lo que estoy haciendo para poner mi granito de arena.

- Me llevo mi bolsa cuando voy a comprar. En China, como en España, si pides bolsas en la caja del supermercado te las cobran. Pero las bolsas para la fruta y la verdura son gratis, y en las tiendas de barrio te dan bolsas gratis en la caja. Si tengo que comprar cosas sueltas, como huevos (que los venden a granel), arroz, judías... me llevo bolsitas que tenga por casa, y una bolsa grande para meterlo todo. En las tiendas de mi calle ya me conocen y saben que no quiero que me den bolsas, pero esto lo he hecho incluso en los supermercados grandes: pedir que me pesaran las verduras sin bolsa y que pegaran la etiqueta directamente. No me pusieron problemas. En la frutería/verdulería a la que suelo ir están empezando a envolverlo todo en plástico, así que tendré que cambiar de tienda. En serio, ¿¿quién necesita que las berenjenas o las zanahorias estén envueltas en plástico transparente?? Ni siquiera pueden poner la excusa de para que se conserven mejor, si en las tiendas de barrio la gente compra cantidades pequeñas cada día para cocinar ese mismo día.
Esta ha sido la gota que ha colmado el vaso: los boniatos morados en bandejita de plástico. ¡¡¡NOOOO!!! Por cierto, me declaro adicta a los boniatos morados al vapor.

- He dejado de pedir comida a domicilio. En China, desde hace unos años hay un boom de pedir comida a domicilio. Hay varias empresas que se dedican a gestionar los pedidos y hacer las entregas, y prácticamente puedes elegir cualquier restaurante porque todos participan en el programa. El problema es que todo viene en cajitas de plástico (de una calidad tan chunga que se rompen al abrirlas, así que no las puedes ni reutilizar) y te dan cubiertos/palillos aunque al hacer el pedido hayas dicho que no quieres. Total, que como estoy en casa, me hago la comida cada día y punto. Si no me da tiempo o me entra pereza (que casi nunca pasa, la verdad) mejor bajo a uno de los restaurantes de mi calle y como con platos y cubiertos de verdad. También paso de comprar bebidas para llevar (adiós, té de bolas) y en las raras ocasiones que voy a un Starbucks o similares pido que me pongan una taza y no un vaso de usar y tirar. Y nada de pajitas, por dios, que no tengo 2 años ni problemas en la boca. Y luego se tiran, llegan al mar y acaban en la nariz de una pobre tortuga.


- Me he pasado al jabón. He dejado de comprar gel de ducha y champú y utilizo jabón de baño y champú en barra. En el lavabo también tengo pastilla de jabón en lugar de jabón líquido. El champú en barra la verdad es que hasta hace poco ni sabía que existía, lo compré en Lush en mi último viaje a España y va muy bien. El de Lush es un poco caro y aparte en China no hay pero he encontrado alternativas en Taobao. Para lavar la ropa uso nueces de jabón y van muy bien. Además, duran un montón y son baratísimas. Compré un kilo por 14 yuanes hace dos años y aún me queda la mitad...
Barra de champú de jazmín.

- Botellas reutilizables. ¡El lechero me trae leche a casa en botellas de cristal que luego devuelvo! El problema es que las botellas son de 200 ml... los chinos no son de beber mucha leche. Otro tema es el precio: vale el doble que me traigan la leche desde 30 kilómetros de distancia a que me manden a casa un brick de leche importada desde Nueva Zelanda o Alemania. ¿¿Cómo puede ser?? ¡¡Si además los productos importados pagan un montón de impuestos!! El agua que bebemos también nos la traen a casa en botellas de 19 litros (en China el agua del grifo no es potable) que luego se llevan.
La mini botella de leche de 200 ml que me desayuno.

- Compro menos, en general. Tengo la casa tan llena de cosas que no me entran ganas de comprar nada. No necesito nada. La ropa de mi armario debe tener una edad media de 4 años o así (y eso que es todo baratero). Total, como trabajo desde casa no necesito ropa nueva. Prácticamente solo compro comida y productos de uso diario. El problema es que comprar por internet es mucho más barato que ir al supermercado (sobre todo los productos importados) así que acabo comprando por internet... y recibo esto. Ayer me llegó un pedido en el que habían empaquetado cada cosa por separado.
Yo es que no lo entiendo, la verdad. Podrían haberlo metido todo en dos cajas grandes.

4 comentarios:

  1. Me parece muy bien!
    Cierto, es una locura el mundo de los envoltorios.
    Las patatas moradas son boniatos? Primera noticia. A mí también me gustan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé... ¿un boniato no es una patata dulce? xD

      Eliminar
    2. https://www.youtube.com/watch?v=3ODL39qbsl8

      Eliminar