jueves, 21 de marzo de 2019

Platos típicos de Suzhou

¿Sabéis eso que decimos los españoles de "Como en España no se come en ningún sitio"? Pues los chinos opinan exactamente igual, pero cambiando España por China. Están súper orgullosos de su variada y afamada gastronomía y se dan casos extremos de turistas que van a Europa y se pasan todo el viaje comiendo en restaurantes chinos. Vamos, como el típico que viene aquí y te pregunta dónde se puede encontrar paella o jamón. Hay gente muy apegada a sus costumbres.

En España (y muchos otros países) hasta hace no tanto solo se conocía un tipo de comida china: la que sirven en los restaurantes chinos locales, que está muy adaptada al gusto occidental. Yo no tengo absolutamente nada en contra del arroz frito tres delicias (que se parece bastante a un plato chino, el arroz frito de Yangzhou, aunque sin echarle la salsa esa naranja por encima) ni de los rollitos de primavera (los que he comido en China son bastante más delgaditos y tenían otro relleno), pero en China la comida tiene mucha más variedad. Normal, si es un país enorme y en cada ciudad hablan su propio dialecto/idioma, obviamente también comerán cosas distintas en Beijing, en Urumqi y en Chengdu. Yo hoy voy a hablar de algunos platos típicos de Suzhou.

Es difícil decir de dónde exactamente es un plato, ya que a saber quién, dónde y cuándo lo inventó, pero muchas de estas cosas, entre otras, son las que pide C. cuando vienen invitados de fuera.

- Pescado con salsa agridulce (松鼠桂鱼 "perca ardilla")
El rey indiscutible de los banquetes con invitados que visitan Suzhou por primera vez. Es un pescado entero cortado de una forma que, según los chinos, parece la cola de una ardilla, rebozado y embadurnado de una salsa agridulce. Es muy vistoso y está muy rico, pero asegúrate de que el trozo que agarres tenga bien de salsa, porque los pescados chinos son de acuario y saben como tal.
Algunos cocineros cachondos le ponen "ojos" al pescado.


- Anguila en aceite (响油鳝糊)
En los alrededores de Suzhou hay muchos lagos, así que muchos de los platos típicos contienen bichos acuáticos. Este en cuestión son trozos de anguila cortados a lo largo y con una salsa marrón. A la hora de servirlo se echa una salsera entera de aceite por encima. Yo siempre digo que este plato es serpiente, porque lo parece.


- Gambitas salteadas (清炒虾仁)
Este plato es muy sencillo ya que consiste simplemente en gambas de agua dulce muy pequeñitas peleadas y salteadas con un poco de maicena. Como no tienen mucho sabor por sí solas, los suzhouneses se las comen con salsa de soja. Con este plato C. siempre hace la broma de que las gambas las han pelado con la boca abuelas desdentadas.


- Raíz de loto con arroz glutinoso y flores de osmanto (桂花糖藕)
A mí me gusta todo y me como todos los platos de esta lista sin problemas, pero este es mi favorito. La raíz de loto es crujiente y jugosa a la vez, el arroz es pegajosito y la salsa es dulce. Ñam ñam. Según Baidu este plato es de Zhejiang, pero lo tienen en todos los restaurantes de comida suzhounesa y también es muy típico aquí.


- Sopa de tallarines estilo Suzhou (苏式汤面)
Los tallarines típicos de Suzhou son muy largos y finitos. En su versión más básica, este plato viene solamente con el caldo, los tallarines reliados que parecen una bola y un poco de ajetes picados. Si lo comes como plato único le puedes añadir huevo frito, carne, gambas...


- Pasteles de luna rellenos de carne (鲜肉月饼)
Los pasteles de luna o mooncakes con rellenos normales se comen solamente durante el Festival del Medio Otoño, en septiembre, pero por esta zona hacen unos rellenos de carne que están buenos de verdad (no como los normales) y se comen todo el año. Esto en realidad no se pide en los restaurantes sino que lo venden en pastelerías, pero lo meto en la lista porque en otros sitios de China no los hay y están muy ricos.



Como veis, mucho verde no se ve en estos platos. Se suelen pedir platos de verduras salteadas para equilibrar tantas salsas y tanto aceite, pero son cosas sencillas que no se consideran especialidades.

Y nada, con la tontería ya me ha entrado hambre...

martes, 12 de marzo de 2019

Un paseíto por Luzhi

El sábado hicimos una visita relámpago a Luzhi (pueblito de canales en las afueras de Suzhou) porque C. tenía que hacer acto de presencia en una actividad de su empresa. Dimos un paseíto, hicimos unas cuantas fotos, nos comimos una torta típica y un bol de tallarines y poco más. En una tienda donde vendían encurtidos locales, las dependientas se preguntaban en voz alta si C. sería japonés. Hablaban en dialecto de Suzhou y lo entendí hasta yo. Qué poca discreción.

El agua de los canales no tiene un color muy saludable que digamos.

Cuando me dio tiempo a hacer la foto, el gato ya se estaba pirando...
Estaba nublado y la previsión había dicho que iba a llover, así que no había casi nadie.

Esquina con encanto.


En estas barquitas te dan una vuelta por el pueblo.

Atención a la tabla de precios: en chino pone 150 por barca y en inglés 150 por persona... pero no sé si lo cobrarán así de verdad.
Ciruelo o similar (¿albaricoquero? No sé, no sé).

Espejo para ahuyentar malos espíritus.

Hasta otra, Luzhi.



lunes, 4 de marzo de 2019

La obsesión con los niños "mezclados"

A los chinos les encantan los niños, eso es un hecho. No sé si es debido a la antigua política del hijo único, porque dudo que antes, cuando cada una tenía 6 o 7 churumbeles en casa dando por saco, babearan con los niños de otras cuando se los encontraban por la calle. Y eso es exactamente lo que hacen ahora. Les encanta mirar a los bebés de otras personas, hacer comentarios, dar consejos... y si el bebé parece extranjero, como Baby A., ya no te quiero ni contar. Parece que la peor parte se la llevan los niños 100% extranjeros, especialmente si son rubios. He oído a madres extranjeras quejarse de que a sus hijos los rodea un corro de curiosos cada vez que salen a la calle, e incluso quieren tocarles el pelo o hacerse fotos con ellos.

Los chinos están obsesionados con que los niños mezclados son más guapos, más inteligentes, más buenos y más de todo que los niños chinos. A ver, obviamente con Baby A. aciertan (¡jajaja!) pero... ¿todos? No sé, no sé, yo he visto niños mezclados que no eran nada agraciados, los pobrecitos. Si los padres son un orco de Mordor y una troll de las montañas, difícil lo tendrá el hijo para salir de buen ver. Y la inteligencia y el carácter también dependerán de cada uno. Pero lo que tienen aquí es OBSESIÓN.

Cada vez que voy por la calle con el carricoche, la gente (especialmente las señoras mayores) hace un giro de 180 grados con el cuello para mirar al bebé. Por lo menos aquí en Suzhou la gente va bastante a lo suyo, comparada con otros sitios de China, y no hacen preguntas ni comentarios cuando voy andando. Pero, ay, amigos, cuando estoy en el ascensor de un centro comercial y Baby A. está en su carrito rodeado de 20 chinos y él mirándolos a todos de uno en uno con sus ojos de doble párpado y pestañas largas (es decir, ojos más occidentales que chinos), entonces empieza el festival de los comentarios. A veces son comentarios inofensivos, del tipo "¡Qué niño tan mono!" o "¡Cómo se ríe!", que supongo serían normales también en España (aunque aquí creo que muchas veces los dicen pensando que no me voy a enterar). Otras veces ya entran en el terreno de lo chungo, con sentencias como "Es que es verdad que los niños mezclados son más bonitos". Holaaaa... Por cierto, la palabra que usan en China para llamar a alguien birracial significa literalmente "sangre mezclada".

Cuando vamos a la clínica del barrio a ponerle las vacunas, veo a las abuelas de bebés chinos mirándolo y me imagino las comparaciones que se están haciendo en la cabeza. La más obvia, sobre todo ahora en invierno, es la diferencia en la cantidad de ropa. A los bebés chinos los llevan muchas veces envueltos en literalmente edredones. Cuando ven a Baby A. dicen que "los niños extranjeros resisten mejor el frío". ¿Perdona? ¿No será que llevas tú a tu bebé que va a criar pollos? Otra comparación muy obvia es que los bebés chinos tienen tendencia a estar muy gordos y Baby A. es tirando a delgadito. Yo antes pensaba que los bebés chinos estaban gordos porque los inflan a biberones, pero conozco dos casos de bebés foca que, igual que Baby A., solo han tomado leche materna, así que ahora no sé por qué será. Quizás por las "sopas nutritivas para tener más leche" que toman las chinas, o quizás por la creencia que tienen de que los bebés no se pueden mover porque se rompen y no les dan oportunidad de hacer ejercicio. La vecina de abajo tiene un bebé que nació 2 días antes que Baby A. y pesa 3 kilos más. Tres kilos en un bebé de 6 meses es UN MONTÓN, como os podéis imaginar.

Tendré que ir viendo cómo se desarrolla la obsesión con los niños "diferentes" y si la gente se pone muy pesada cuando Baby A. sea mayor y entienda lo que dicen. Es que imagínate ser un niño, ir al parque y que todo el mundo te eche piropos y diga que eres mejor que los demás niños... (y quizás los demás niños hasta te dejen de lado por tanta comparación odiosa de sus madres/abuelas). O te conviertes en un creído de mierda o te entra un trauma que no quieres ni salir de casa... no sé, no sé. ¡Por no hablar del choque cuando vaya a España y nadie pestañee al verlo!

jueves, 21 de febrero de 2019

Películas chinas (que vi en 2018)

¡Ya ha pasado medio febrero y yo sin hacer mi tradicional recopilación de películas chinas! ¡Esto no puede ser! Así que aquí va la lista de películas chinas que vi en 2018. También podéis ver las listas de 2015, 2016 y 2017.


Películas chinas que vi en 2018 y me gustaron 

- Paths of the Soul (冈仁波齐): Yo no sé si esto es una película o un documental, parece un poco de los dos. Va sobre un grupo de tibetanos que hacen una peregrinación a Lhasa, a 1200 kilómetros de su pueblo. "Vaya caminata", estaréis pensado, pero, ay, amigos, que las peregrinaciones tibetanas no son simplemente andando sino que se tiran al suelo tan largos son cada pocos pasos, rezan, se levantan y vuelta a empezar. Podéis verlo en el trailer. Y así se tiran casi un año. Suena raro y poca chicha para una película, pero no me aburrí en absoluto.
- Cow (斗牛): Niu'Er es un campesino un poco tontaina al que ponen a cargo de la única vaca lechera del pueblo. Esto sucede allá por los años 30 o 40 así que ya sabéis todos lo que va a pasar: el ejército japonés ataca el pueblo y se cargan a todito el mundo, menos a la vaca y a Niu'Er, que ahora tienen que apañarse para sobrevivir solos en el pueblo y con los japoneses y grupos de bandidos deseosos de comer ternera rondando por ahí.
- Battle of Memories (记忆大师): Un thriller sobre un escritor que se somete a una nueva operación para borrarse una parte de la memoria (la que tiene que ver con su ex mujer). Los datos borrados se guardan en un disco por si el paciente se arrepiente, pero ocurre un follón y el escritor acaba con un disco que no es el suyo y con recuerdos de crímenes. El prota es el mismo que el de Cow, un actor que ahora mismo está muy de moda (Huang Bo).
- Zhou Yu's Train (周渔的火车): Gong Li es una ceramista que viaja a menudo en tren a otro pueblo para visitar a su novio, que es poeta y un poco agonías. Cada vez tienen más problemas y en el tren ella conoce a otro hombre...Qué guapa es Gong Li.
- Twenty Two (二十二): Un documental sobre las mujeres de consuelo que usó el ejército japonés. En el momento de grabar el documental en China quedaban vivas 22, de ahí el título. Es una serie de entrevistas con las supervivientes. Para entender un poquito más por qué en toda Asia oriental la gente mayor le tiene un odio extremo a Japón...
- Little Red Flowers (看上去很美): Una peliculita muy mona sobre un niño al que llevan interno a una guardería al principio de la liberación comunista. El niño no está acostumbrado a que le digan lo que tiene que hacer y monta sus rebeliones. Bastante entretenida.
- Mr. Donkey (驴得水): Los profesores de una escuela rural se hacen con un burro para que les lleve agua desde el pozo. Lo bautizan como Lü de shui, que significa "el burro consigue agua". Para conseguir más dinero del gobierno, fingen que Lü de shui es el nombre del nuevo profesor de inglés de la escuela. En chino esto cuela porque utilizan un apellido que también se pronuncia y de shui pueden ser perfectamente los caracteres del nombre de pila de alguien. Total, que les sale bien la jugada y les dan la subvención. Hasta que un día el oficial a cargo de las subvenciones quiere ir a conocer al supuesto profesor de inglés... Esta es la segunda película de un grupo cómico de teatro muy famoso en China.


Películas chinas que vi en 2018 y me dejaron indiferente




- Lan Yu (蓝宇): Va sobre un hombre de negocios de mediana edad al que le gusta tener aventuras con jovencitos y empieza una relación con un estudiante universitario que acaba de llegar a Beijing. Esta peli tiene buenas críticas pero no sé por qué no me acabó de llegar. 


Cagarrutas del año

- This Is Not What I Expected (喜欢你): Yo no sé por qué se me ocurrió ver esto, si odio las comedias románticas y las chinas son aún peor de lo normal. Va sobre un señor rico y envarado que se obsesiona con la comida que hace la chef de un hotel. Los protagonistas dan grima (lo siento, Takeshi Kaneshiro, no te salvas esta vez) y obviamente la historia es una tontada total.
- Run for Love (奔爱): Otra película romántica y de esta es que no me acuerdo de absolutamente nada. He ido a leer el resumen y solo me suena una escena, así que debe ser súper chunga y mi cerebro se niega a recordarla.

¡Y ya está! El año pasado solo vi 10 pelis chinas... ¡y me da que este serán aún menos porque no me puedo permitir pasarme dos horas delante de una pantalla! ¡Prefiero dormir! Ah, he visto que muchas de las pelis de esta lista están en Youtube con subtítulos en inglés, por si os interesa verlas. Lo que no sé es si los subtítulos serán decentes o no...


martes, 12 de febrero de 2019

Mi primer Año Nuevo chino en Suzhou

¡Ya se han acabado las vacaciones de Año Nuevo chino! Como mencioné en la entrada anterior, esta ha sido la primera vez que las he pasado en Suzhou. A los chinos jóvenes no les gustan estas fiestas porque dicen que lo único que se hace es comer, comer, comer, ver la tele, comer más y visitar parientes (para que te hagan preguntas del tipo: "¿Cuándo te vas a comprar un apartamento?", "¿Cuándo te vas a casar?", "¿Cuándo vas a tener un bebé?", "¿Cuándo vas a tener otro bebé?", y así hasta el infinito). Nosotros no hemos comido tanto y solo hemos tenido una cena con los tíos por parte de madre de C. en la que Baby A. fue el protagonista absoluto y pasó de brazo en brazo (él encantado de la vida). Me preguntaron si todos los bebés extranjeros son tan simpáticos y se portan tan bien (dando a entender que los chinos no) y yo respondí que ni idea... no tengo experiencia con otros bebés, extranjeros o no.

La víspera del Año Nuevo cenamos en casa tranquilitos con los padres de C. y yo ni siquiera ví la gala especial que ponen en la tele y que es todo un clásico (algo así como un especial Nochevieja de José Luis Moreno, solo que lo ve todo el mundo) porque me parece un rollo patatero. Habíamos quedado para ir a tirar petardos y fuegos artificiales pero al final fue C. solo porque el bebé tenía un poco de tos. En aquel momento yo no lo sabía, pero ese fue el fatídico momento en el que comenzó nuestro Primer Constipado Familiar, ya que lo hemos pillado los tres (esto nos pasa por salir de casa y quedar con gente y exponernos a los viruses). Yo ya he pasado la fase "goteo de mocos" y ahora estoy en la de "tos perruna".

El día de Año Nuevo fuimos al parque de la Colina del Tigre porque había un festival de año nuevo. No era tan interesante como esperaba pero estuvo bien ir a echar un vistazo. Había actuaciones y baile del león pero no sabíamos a qué hora eran así que nos las perdimos. Por suerte, la calidad del aire era decente, así que algo es algo.
La pagoda de la Colina del Tigre. Está torcida pero en esta foto no se nota.

Tampoco está taaaaan torcida, es cosa de la foto.

Puestecitos.

Me hizo gracia la cara del león este.

Había una exposición de fotos antiguas hechas en este parque. En esta, la foto de la izquierda es de 1944 (antes de la liberación comunista, de ahí los trajes) y en la derecha los mismos dos señores en la actualidad, con 90 y pico años.

Foto familiar.

Que no falte una foto haciendo el payaso.




Otro día fuimos a Xiyuan o "jardín oeste", que es realidad es ahora un templo budista. Allí va la gente de Suzhou en año nuevo a rezar y poner inciensos. La noche antes había nevado y hacía un frío que pelaba. En este templo hay dos atracciones muy famosas, una es una sala con más de 500 estatuas de arhats (como el paso previo a ser un buda) y el otro es un estanque que hay en el jardín trasero y donde supuestamente viven dos tortugas gigantes (creo que ponía que medían dos metros). Pero, según la Wikipedia, una de las tortugas se murió en 2007 a los 400 años y la otra ha desaparecido...

Aquí es donde supuestamente viven (o vivían) las tortugas gigantes.


Aparte de estas visitas turísticas, quedamos con varios grupos de amigos para comer/cenar (en una de estas fue cuando nos pegaron los viruses) y fuimos a varios centros comerciales. Y poco más... ¡esto es todo lo que hicimos en las vacaciones!



martes, 5 de febrero de 2019

¡Feliz año nuevo del cerdo!


¡¡Feliz año nuevo!! Hoy, cinco de febrero, comienza el año lunar y el año del cerdo, según el calendario chino. Si naciste en 1947, 1959, 1971, 1983, 1995 o 2007, eres cerdo y este es tu año. Pero eso no es bueno, sino todo lo contrario: la mala suerte te perseguirá y para contrarrestrarla tendrás que llevar siempre encima algo de color rojo. C. es cerdo y ya lleva puesta una pulserita roja (y su jefe le ha regalado varios pares de calcetines rojos). Puedes leer las predicciones del horóscopo chino para este año aquí.

Como esta es la primera vez que voy a pasar el año nuevo chino en Suzhou y, la verdad, no tengo mucha idea de las tradiciones porque nunca las he vivido, me he preparado leyendo un libro muy chulo con muchas figuras en relieve y pestañitas donde explican los detalles. También incluye al final un recortable de una linterna, dos papeles con el carácter de fortuna para pegar en las ventanas y un desplegable para poner en la mesa.

La leyenda del monstruo Nian.

Una calle engalanada.

La cena familiar. Los platos son pegatinas que puedes poner y quitar.

El baile del león.

El baile del dragón.


Pues eso, ¡¡feliz año nuevo otra vez!! A ver si esta semana no hace mal tiempo y puedo ir a visitar los templos y ver las actividades que hacen.


domingo, 27 de enero de 2019

Preparados para el Año Nuevo chino

¡Ya ha empezado la cuenta atrás para el Año Nuevo chino! El año del cerdo empezará el 5 de febrero, así que queda poco más de una semana. Aunque llevo ya casi 7 años en Suzhou, esta va a ser la primera vez que pase aquí estas vacaciones así que no sé qué tal será. ¿Habrá mucha gente? ¿Organizarán algo interesante? La madre de C. dice que hay un festival en un templo y bailes del león. pero no sabe en dónde y le ha preguntado a una amiga de esas que siempre se enteran de todo. A ver si podemos ir a ver algo porque, sinceramente, yo pensaba que no había nada de nada.

El otro día fuimos a un supermercado nuevo que han abierto en el barrio y ya lo tenían todo decorado para las fiestas. Nada más entrar había una estantería con las decoraciones:

Lo de arriba del todo son peluches de cerdo y lo demás son decoraciones que se pegan en la puerta de entrada de tu casa para atraer buena suerte. Yo ya tengo las mías preparadas.

Todo el supermercado estaba decorado con guirnaldas y farolillos rojos. En la pancarta en primer plano pone: Calle de los productos de Año Nuevo:

¿Y cuáles son esos productos? Pues, básicamente, cualquier cosa de comer o beber de las que se compran normalmente, pero en una caja distinta y engalanada ya que están pensadas para regalar. En China, mucha gente vive y trabaja en un sitio distinto de su ciudad natal y vuelven a casa para celebrar el Año Nuevo (como en el anuncio del Almendro: "Vuelveeee, a casa vuelveeee, por Año Nuevo chinoooo"). Y, aunque ya hasta en el pueblo más perdido se puede comprar cualquier cosa por internet, la gente tiene la costumbre de comprar cajas de galletas, leche, frutos secos, etc. y llevárselas a los parientes del pueblo. Las principales actividades que se hacen durante las fiestas son comer y picar entre horas mientras se ve la tele, por eso se regala comida.
Caramelos, gominolas y chocolatinas a granel.

Chips Ahoy y Oreo con bolsa y caja redonda metálica especial Año Nuevo chino.

Esto son unas tortitas de arroz muy populares, también con caja festiva.

Las empresas también regalan una cesta con comida y ahora mismo tenemos en casa unos 30 paquetes de frutos secos y otros tantos de setas secas que se usan para cocinar. No los vamos a gastar en todo el año... ¡seguro que se juntan con los del año que viene!

Como habéis podido ver, el color oficial de Año Nuevo chino es el rojo. También es costumbre estrenar ropa nueva (roja) pero yo esa tradición nunca la he seguido, si acaso me pongo ropa roja que ya tengo. Pero a Baby A. sí le he comprado un trajecito especial:
Es muy suave y calentito.