martes, 25 de diciembre de 2012

Estambul nevado...

qué cochina estaba la ventana.

Y la sala vip del aeropuerto: con comida y bebida, wifi, billares, duchas, periódicos, etc, todo gratis.
A ver si me hago con una tarjeta vip de esas por volar mucho, aunque lo dudo.


En el avión vi una película nueva de Tim Burton y Johnny Depp de la que ni había oido hablar.
Tim, cansas un poquito ya, a ver si renuevas la estética.
Y la de La vuelta al mundo en 80 días, de los tiempos de maricastaña, con Cantinflas en el papel de mayordomo y Shirley MacLaine en el papel de princesa india.
De la misma Nueva Delhi.

lunes, 17 de diciembre de 2012

La banda de los peluqueros

Os presento al boys band que hace furor en Vietnam: HKT
Guapos, eh?
De su música no vamos a hablar porque no merece la pena (es un mezcla entre tinonino de feria y... tinonino de feria) pero para los masoquistas dejaré un vídeo que atestigua sus grandes dotes líricas y artísticas, así como su buen gusto en el vestir:


Los encargados de marketing del grupo les están haciendo mucha promoción en China para ver si aquí también triunfan pero les ha salido el tiro por la culata y proliferan las páginas y comentarios en internet carcajeándose de estos chavalines. No por su música, no, todo el mundo sabe que en un grupo la música es lo de menos. HKT no triunfan en China porque su estética es clavadita a la de los peluqueros chinos. Los chinos, qué malvados, les han rebautizado como 洗剪吹组合 (el grupo de lavar, cortar y secar).

En China, la estética capilar masculina no es muy imaginativa que digamos. La mayoría de los hombres tienen el pelo corto y peinados aburridos. Si por la calle ves a un chico con el pelo de Son Goku, o teñido de un color raro, hay un 95% de posibilidades de que sea peluquero.
Este chico seguro que es peluquero, o cantante vietnamita.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Pa vestir santos

En China la gente te empieza a mirar con cara rara cuando tienes más de 25 años y no estás casada. La expresión de sus ojos es una mezcla de asombro y pena mezclada con un poco de recelo. ¿Tienes ya 25 años? ¿Y no estás casada? ¡Pobrecita! ¿O será que...?

Beijing, octubre de 2009. Semana de vacaciones por el Día Nacional. Marta y Leonor se van a pasar unos días a Seúl y para llegar al aeropuerto esperan un autobús en la calle. Sentados en una silla hay un par de voluntarios, esas figuras tan comunes en China y tan inexistentes en cualquier otro sitio. Voluntarios que vigilan el orden en la calle y que dirigen el tráfico de bicicletas si buscan emociones fuertes. Será que se aburren en sus casas. Marta y Leonor esperan el autobús. Los voluntarios, dos hombres de mediana edad, no se resisten a intentar entablar conversación con dos extranjeras. ¿Cuántos años tienes? 25. ¿Estás casada? No. ¿No? ¿Por qué? Eeeeh... en mi país la gente no se casa tan joven?

Suzhou, septiembre de 2012. Marta está en el supermercado comprando y elige un paquete de pañuelos de papel con dibujitos de Winnie the Pooh en el envoltorio. Una dependienta viene a ofrecerle otra marca de pañuelos que están promocionando. El envoltorio es negro. Marta dice: No, gracias, quiero los que tienen dibujitos en el envoltorio. La dependiente, con cara de comprensión, dice: Claro, a los niños pequeños les gustan los que tienen dibujitos. Ya ni preguntan, oye. Dan por supuesto que tengo un hijo, porque eso es lo que cabe esperar de una chica de mi edad. ¿Qué puede desear una mujer, sino tener un hijo lo antes posible?

Las chicas de mi edad que hay en la oficina están todas casadas y tienen hijos (bueno, hijo, más bien). Todas lo tuvieron cuando tenían entre 23 y 25 años. Es lo que hay que hacer, es lo "armonioso" (la palabra preferida de los gobernantes chinos): cuando tienes entre 23 y 25 años, te casas con el novio que tengas en ese momento y tienes un hijo enseguida. Es lo que la sociedad espera de ti. Solo hay una chica soltera (sin contarme a mí, claro). Jessica tiene 28 años, es una chica independiente, vive sola en su propio piso y se acaba de comprar un coche. Jessica tiene que soportar cada día que la gente la mire con cara de pena, que le digan que ya es demasiado mayor para encontrar un novio. Supongo que sus padres ya la habrán dado por imposible.

Hay una palabra en chino para designar a las mujeres solteras mayores de 27 años: 剩女 shengnü, la que sobra. Es una palabra muy de moda, en los kioscos no hay revista o periódico donde no aparezca.

martes, 4 de diciembre de 2012

Los chinos también protestan

Creo que en Occidente pensamos que los chinos nunca se quejan por nada y aguantan todo lo que les echen. Pero no! Los chinos protestan, y mucho. Cuando tienen un problema gordo y no consiguen solucionarlo en su pueblo se van a Beijing a protestar delante de los edificios del gobierno. Que luego aparezcan matones y les den una paliza y los devuelvan a su pueblo es otro tema, pero protestar, protestan.

Mirando fotos de los últimos meses me he encontrado con estas que hice en el aeropuerto cuando volvía de Hong Kong. Parece ser que hay una urbanización muy cerca del aeropuerto de Hongqiao (Shanghai), los aviones pasan muy cerca y los vecinos no pueden ya con el ruido. En una de las pancartas exigen al gobierno que les instale ventanas anti ruido.



Allí estaban todos los abueletes haciendo una sentada y dando voces con un megáfono. La verdad es que las fotos-denuncia daban miedo, los aviones pasan muy cerca de las casas!

¿Les habrán hecho caso? ¿Seguirán haciendo sentada en el aeropuerto? Al menos cuando yo los vi no había policía vigilándoles, ni pinta de que se fuera a formar follón. Era una protesta pacífica (aunque un poco ruidosa).

Estos últimos días se ha hecho muy famoso el caso de un señor que no quería abandonar su casa y le construyeron una carretera alrededor. Hace un par de días llegó a un acuerdo con el gobierno, aceptó mudarse y derrumbaron la casa. Durante mis primeros años en Beijing estaban tirando muchos barrios de casas tradicionales y toda la calle estaba llena del caracter 拆 chai (derrumbar). Buscando fotos en internet he encontrado coñas en las que escriben China como 拆哪, que se pronuncia chai-na y significaría "¿dónde hay que derrumbar?". A los chinos, eso de preservar las cosas antiguas, como que no. Todo a la basura! El Templo del Cielo cada día huele a recién pintado.

martes, 27 de noviembre de 2012

Samal Island

Aquí estoy, pelándome de frío una vez más gracias al iluminado que decidió que en estas latitudes no hacía falta instalar sistemas de calefacción en las casas. Pero hace una semana estaba en Filipinas sudando la gota gorda, así que a ver si concentrándome en eso me congelo un poco menos.

En la boda conocimos a dos chicos y dos chicas que habían sido compañeros de clase de Kathy en Shanghai. Una de las chicas, o su familia, tenía algún tipo de negocio en Davao y disponía de un todoterreno con chófer para ir de excursión al día siguiente. Como no teníamos plan, Jeni (mi compañera de habitación de hotel) y yo nos apuntamos.

Después de que nos recogieran en el hotel y pasáramos por McDonald's a por el desayuno (a los filipinos les chifla la comida rápida) fuimos al puerto. Yo no tenía muy claro si el chófer nos iba a dejar allí, pero no, nos montamos en el ferry con coche y todo.
10 minutos de ferry entre Davao y Samal Island.
El nombre completo de la isla es Island Garden City of Samal y debe ser a donde van los davaweños a pasar el fin de semana (los habitantes de Davao se llaman davaweños). Hay resorts playeros y camperos de todo tipo. Nuestra primera parada fueron unas cuevas donde vive una colonia de murciélagos de un millón y medio de individuos. Es la colonia más grande del mundo de esta especie de murciélago (y tienen el correspondiente cartelito de Guinness World Records Ltd certificándolo).





Sí, cada una de esas cositas es un murciélago, colgado boca abajo, y había bastantes más de los que salen en la foto. No son tan feos como pensaba, son simplemente un ratón con alas. Y eso de que estaban durmiendo es un decir, menuda escandalera tenían montada, dando chillidos y revoloteando de un sitio a otro.

La siguiente parada de la excursión fue en unas "cascadas", nombre que les venía un poco grande. Era simplemente un río con algunos peñascos por el medio pero nos bañamos bien a gusto. El fondo daba un poco de repelús porque había hierbas viscosas.



Y la última parada fue en un resort playero que no era nada del otro mundo, pero al menos nos pusieron de comer y la puesta de sol fue bonita (qué raro se me hace estar en un sitio de playa y que a las cinco y media de la tarde ya esté anocheciendo).


Vaya por dios, la playa de Filipinas también es made in China.



viernes, 23 de noviembre de 2012

Por partida doble

Parece que este es el año en el que los viajes van a pares: he ido dos veces a Beijing, dos veces a Hong Kong, dos veces a Filipinas... y los dos viajes a Filis han sido por bodas!

Esta vez los que se casaban eran Rex y Kathy, mis ex compañeros de piso de cuando vivía en Shanghai.

Yo repetí traje, aunque con un color ligeramente diferente (el vestido de seda que se cargaron en la tintorería y luego me volvieron a teñir).
Noooo, no se sale!!

Esta vez no era parte del "entourage" así que no tuve sesión de maquillaje con la novia, por lo que Kris, Jen y yo reservamos en un salón de belleza para que nos pusieran guapetonas. Por supuesto, los maquilladores y peluqueros eran todos gays, pero esta vez no había ningún ladyboy.
Kris en plena operación retoque.

La boda por supuesto fue por la iglesia (en Filipinas no podía ser de otra manera) y tuvo todos los componentes típicamente filipinos, junto con algunos detalles chinos porque tanto el novio como la novia son de ascendencia china: había wedding planners y presentador, discursos de parientes y amigos, juegos de preguntas sobre los novios, 红包 (hongbao o sobre rojo en el que se mete dinero), lechón (ninguna fiesta filipina es tal si no se come lechón, que es un cerdito entero al grill), juego del periódico...

Voy a explicar el juego del periódico porque parece ser que es muy típico en las bodas filipinas. Consiste en que salen a la pista todos los invitados que todavía no se hayan casado y se ponen por parejas chico-chica. Cada pareja tiene una hoja de periódico. Suena la música y cuando se para (al estilo juego de las sillas) cada pareja tiene que ponerse encima de su hoja del periódico, sin que los pies sobresalgan. Fácil, no? El problema es que en cada ronda se va doblando la hoja, por lo que cada vez es más pequeña. Gana la pareja que aguante más rondas.
Al principio no hay problema...
...pero luego la cosa se complica!
Como yo ya tenía experiencia en el juego me quité los zapatos porque así es un poco más fácil. Además mi pareja llevaba zapatos de punta! El truco dio resultado y ganamos!
De premio nos dieron un hongbao con 500 pesos!
Pero claro, ganar el juego también implica que te van a tener un rato en el escenario haciendo el tonto para el disfrute y regocijo del resto de los invitados... Yo me lo pasé bien porque estoy acostumbrada a los escenarios desde mi paso por las universidades chinas (siempre me enganchaban para las fiestas de fin de semestre) pero mi pareja de baile pasó bastante vergüenza.
Mi pareja de baile escandalizada porque me tenía que dar un beso.
Fue una boda muy bonita y muy personal, aunque hubiera wedding planners. Y fue un bonito reencuentro de los compañeros de piso de Shanghai 2010.
Roomies reunited!

domingo, 11 de noviembre de 2012

El día de los solteros

Hoy en China se celebra el día de los solteros. ¿Por qué hoy? Porque es el 11 del 11. Cuatro unos, tan solitarios todos ellos. Es el día con más unos del calendario, así que es la fiesta de los solteros.

Aparte de eso también es el Pocky Day. Pocky son unos palitos de galleta con chocolate por encima como el Mikado. También los hay de sabores asquerosos como té verde o vino tinto, pero eso no viene al caso. Como parecen unos, hoy también es su día. Veo en internet que esta "festividad" empezó en Corea, con otra marca que no es Pocky, y luego se extendió a otros países. Me enteré de la existencia de esta fiesta hace unos cuatro años, cuando vi anuncios del "Pocky day" en la tele de un autobús urbano en Beijing.

Las cosas que llevan chocolate de fresa me parecen una marranada. Si acaso se salvarían los pastelitos de la pantera rosa, y porque no me acuerdo de cómo saben, pero merecen un respeto por ser un recuerdo mítico de nuestra infancia.

Ahora la duda que tengo es si Pocky patrocina el día de los solteros o si son dos cosas totalmente diferentes que por casualidad se celebran el mismo día. El caso es que el día de los solteros se celebra igual que todas las demás fiestas: comprando. Hoy en Taobao está todo a mitad de precio y he aprovechado para comprarme unas botas de esas con pelo por dentro, en preparación del duro invierno que nos espera sin calefacción.
Estas NO son las botas que me he comprado pero aprovecho para lanzar la pregunta: ¿en el resto del mundo se han puesto de moda zapatillas y botas con oso de peluche incorporado? En China sí.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Grandes inventos asiáticos

Bueno, en realidad no sé si es un invento asiático (tiene pinta de que sí), pero es algo que en Asia hay y en España no he visto: las cabinas para hacerte fotitos en plan chorra. No es un fotomatón, es algo más avanzado socialmente. Es un sitio al que vas con tus amigos para hacer el tonto y tener un recuerdo. Y ni las cámaras digitales ni los smartphone han conseguido jubilarlas. El hecho de ir allí expresamente, pensar qué cara pones en los 5 segundos que tienes para cambiar de postura, elegir luego las mejores tomas, decorar los resultados... La verdad es que te entretienes un buen rato.
Beijing 2008
De derecha a izquierda: Seúl 2009 y Nanjing 2010.
El mes pasado en Seúl volví a pasar por el local de cabinas de fotos donde ya había estado en 2009 (foto anterior) y no me pude resistir. Tuvimos que entrar. Fue un poco complicado porque nadie hablaba inglés, pero conseguimos meternos en la cabina. Tras hacernos las fotos, una amable coreana nos indicó que teníamos que ir a la parte de atrás de la máquina a photoshopear las fotos (si no, ahí seguiríamos esperando a que salieran). Puedes escribir, hacer dibujitos, cambiar el fondo... Pero todo estaba en coreano!


Cuando ya parecía que todo iba a salir bien, justo cuando terminaba la cuenta atrás (tienes solo 5 minutos para retocar las fotos), no sé a qué botón le dimos y nos salieron unas fotos super miniaturas.

Estoy totalmente enganchada a las maquinitas estas. Tengo que encontrar una en Suzhou como sea!! Pero las máquinas que he visto en China no son ni remotamente tan chulas como las que hay en Corea! Los coreanos son adictos a poner caritas y a hacerse fotos.

Actualizado: encontramos una maquinita en Suzhou!



domingo, 4 de noviembre de 2012

Moganshan Rd

Probando la cámara nueva en Shanghai.








Qué pesadilla de canción y de bailecito.

Cualquier sitio es bueno para montar un mercadillo retro.



jueves, 1 de noviembre de 2012

Regalo inesperado

Hace unos meses D contactó conmigo a través de este blog para que le ayudara a aclarar unas condiciones de compra con un proveedor de Suzhou al que había hecho un pedido.

Hoy la comercial de ese proveedor me ha llamado por teléfono para preguntarme mi dirección porque "me tenía que traer un regalo de parte de D".


¡Tengo una cámara nueva! ¡Y es una pedazo de cámara!

Muchísimas gracias. Y no hacía falta que me compraras ningún regalo!!!


Una foto de Elsa, la mensajera que me ha traído el regalo.
La primera foto hecha con mi cámara nueva!

martes, 30 de octubre de 2012

Con hanbok y a lo loco

Esto es lo de siempre: al principio dices "ni de coña hago el guiri y me saco fotos con el traje típico coreano", pero luego ves a todo el mundo haciéndolo y dices "bueno, por una vez... ya que estoy aquí... y además es gratis...".



Como se puede apreciar en las fotos, el hanbok es ideal para disimular michelines, cartucheras y hasta un bombo de 9 meses.

sábado, 27 de octubre de 2012

Lo de siempre, con novedades

1. The New York Times publica una investigación en la que se revela que toda la familia de Wen Jiabao (primer ministro chino) se ha vuelto multimillonaria durante su mandato, que está a punto de terminar, por otra parte.
(Aquí la noticia en El País).

2. Ya no se puede entrar en la web del New York Times desde China (si no usas vpn, claro).

3. Ayer en la oficina intento buscar Wen Jiabao en google. Solo con escribir el primer caracter ya noto algo raro: aparece como subrayado en amarillo. Al terminar de escribir y pulsar intro me sale esto:

Un aviso en el que google me dice que sintiéndolo mucho, y por causas ajenas a su persona, las palabras que quiero buscar no está permitido buscarlas en China y que me va a salir el clásico "No se puede mostrar la página".

4. Como nunca antes había visto este aviso (siempre sale el "No se puede mostrar la página" directamente) le digo a mi compañera china que lo busque ella en su ordenador, por si es cosa de la actualización de Firefox.

5. Mi compañera se parte el culo, ya sabe la noticia (y con ella otros 700 millones de chinos, por lo menos). Escribe Wen Jiabao en Google abierto con el Explorer. También le sale el aviso.


Conclusiones:

1) La censura nos controla no ya cuando apretamos el botón de buscar, sino incluso cuando empezamos a escribir! Ay, si emplearan todos estos esfuerzos en luchar contra los problemas de seguridad de los alimentos...

2) A pesar de la censura, todos los chinos saben ya la noticia. Chupaos esa, censores chinos. Lo que hacéis no sirve de nada.

jueves, 25 de octubre de 2012

Los desayunos de Beijing

Después del viaje organizado a Corea aún sobraban cuatro días de vacaciones así que fuimos a Beijing, que es un sitio muy socorrido cuando no sabes a dónde ir. El problema es que la primera semana de octubre todos los chinos de China tienen vacaciones y a muchos de ellos les da por ir a Beijing. Nanluoguxiang y 798 a petar de gente, oiga. Ya no estoy al tanto de los lugares molones de Beijing.

Nos quedamos en un hostel muy mono en un hutong (calles tradicionales con casas de una planta) y cerca había un restaurante de aperitivos típicos pekineses. Ahí fuimos a desayunar todos los días.

Está tan adornado porque era fiesta, supongo que no lo tendrán así siempre...
Ahí todos a dos carrillos.

Los desayunos chinos son... diferentes de los occidentales, por decirlo de alguna manera. Ni café, ni tostadas, ni galletas. Se puede elegir entre tallarines, bollos al vapor con o sin relleno, huevos cocidos, empanadillas fritas y otras cosas del estilo. Cada día probamos una cosa diferente de aquel restaurante.

Esto no sabía a nada, la verdad. Lo marrón un poco a sésamo y ya está.

Empanadilla de ternera y cosas indescriptibles. 

Más empanadillas y otra vez el engrudo.

Este restaurante tenía historia, había un cartel donde explicaba sus orígenes y su evolución. Y también tenía mucha clientela, todos los días estaba lleno. Algunas personas iban a desayunar mientras otros tenían que esperar pacientemente en la calle...
Espero que al menos le compren algo para llevar...