martes, 6 de marzo de 2018

Vacaciones en Malasia: Melaka

El otro sitio que visitamos durante nuestras vacaciones malayas fue la ciudad de Melaka, también conocida como Malaca. Malaca era un puerto comercial muy importante durante la época de las colonias porque estaba ahí en medio del meollo. Fue colonia portuguesa, holandesa y británica, y la mezcla de estas influencias con la malaya y la china (el sultán que había antes de que llegaran los portugueses estaba protegido por la dinastía Ming) la convierte en un lugar muy interesante (y patrimonio de la humanidad de la UNESCO). La ciudad no es muy grande, al menos el centro, y se puede ir andando a todos sitios.

Nos quedamos en un hotel que estaba a unos 10 minutos andando del centro histórico. Por el camino había una zona de tiendas indias, todas llenas de flores y saris de colorines y regentadas por hombres


El río Melaka atraviesa la ciudad. En el "paseo marítimo" hay muchos bares que se llenan de guiris por las noches, pero es un rollo tranqui más que fiestero.


La imagen más conocida de Melaka es probablemente la de los edificios rojos construidos por los holandeses. Aquí una iglesia.


También quedan algunas ruinas de cosas que hicieron los portugueses.
La iglesia de San Pablo.

Lo que queda de la antigua fortaleza de Melaka, construida en 1511.

El primer día comimos en un OldTown café, una cadena malaya. También venden un café instantáneo al que C. está enganchadísimo.
Comida malaya. La salsa marrón pica un poquillo.

Fuimos andando hacia el mar a ver si veíamos una playa, un puerto o algo... pero no. Antes de llegar al agua había un descampado/marisma bastante grande. No era plan de cruzarlo porque vimos esto:
Jurassic Park.

Al día siguiente visitamos una casa-museo de una familia chino-malaya rica. Había una visita guiada y nos fueron explicando qué había en cada habitación. La casa era muy chula.


Probamos las famosas bolas de arroz de pollo. En realidad no tienen pollo dentro, solo están hechas con caldo de pollo o algo. La cara de decepción de C., jajaja.


Otra foto más del río:


Y este era el medio de transporte turístico más popular: triciclos exageradamente adornados con personajes de dibujos. Cuando alguien se monta, el conductor pone música chunda chunda a todo trapo. Si el cliente es chino, entonces pone música china. Por la noche tienen lucecitas de colorines y no me extrañaría que hayan provocado más de un ataque de epilepsia.

2 comentarios:

  1. Ala, tiene un aire más Macao que Tailandia.
    Qué horror los carricoches...
    Me chifla el lagarto.

    ResponderEliminar