domingo, 5 de abril de 2015

El tiempo está loco

Estoy ya como las viejas, hablando del tiempo. ¡Pero es que está como una cabra! Hace un par de días estábamos asfixiados, a 30 grados y con camiseta de manga corta. Yo estaba ya planeando llevarme algo de ropa de verano a Shanghai. Pero, obviamente, solo estamos a principios de abril y el calor no puede empezar a apretar ya, aunque el miércoles oliera a verano. Así que el jueves empezó a caer el diluvio universal acompañado de tormenta eléctrica.

Hoy era el festival de barrer las tumbas, Tomb Sweeping Festival en inglés y 清明节 en chino. Hemos ido al pueblo, como el año pasado, pero no hemos podido ir a ver las tumbas porque estaba todo embarrado y había riesgo de partirse la crisma. Así que hemos comido con los parientes que viven en el pueblo y les hemos dado los lingotes de oro de papel para que los quemen ellos cuando haga bueno.

Después de comer nos han llevado a tomar el té al despacho de un pariente que tiene un taller de montaje de brochas. Era para verlo, el despacho. Qué tonta, no he hecho fotos. Lo voy a describir con mil palabras en vez de una imagen: era un despacho enorme, con una mesa de madera maciza de unos 2 metros y medio, en forma de ele, y un sillón en plan "yo soy el presidente". Enfrente estaba la zona para atender a invitados que tienen todos los despachos de señor importante chino. En este caso había un sofá y dos sillones enormes a juego, de color dorado todos ellos, en plan discoteca china con ínfulas. Y todo este derroche no tendría mayor importancia si no fuera porque el taller en sí era el típico sitio cutrísimo, con cajas por el medio y todo desordenado. Era tan grande el despacho del presidente como el taller en sí. Ah, y aunque fuera domingo, y encima día de fiesta, allí estaban las abuelas del pueblo montando brochas.

Las únicas fotos que he hecho hoy:

La colza en flor. Justo antes de que empezara a llover a cántaros.
La comilona en el restaurante del pueblo.



6 comentarios:

  1. La verdad que el tiempo esta como una chota. El pasado domingo aqui en Asturias estabamos a 25ºC, imaginate todo el parking del estadio abarrotao de gente todos en manga corta en la fiesta que tuvimos antes del partido. Dentro del estadio todo kiski en manga corta y nuestro estadio es un congelador (sobre todo en invierno)

    Pos esta semana no hemos pasado de 15ºC cuando llegabamos :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, ya veo que estáis igual. En verdad es que no es normal que haga mucho calor a principios de abril...

      Eliminar
  2. La descripción de ese taller con despacho bien vale el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vuelvo a ir el año que viene hago fotos.

      Eliminar
  3. En Shanghai el finde anterior a esta celebración fuimos a un parque enorme para disfrutar de los cerezos en flor. Básicamente pude disfrutar de un montón de chicas retorciendo ramitas de cerezos para hacerse selfies, y de tiendas de campaña desplegables del Decathlon donde el césped. El calor que dices nos pilló en Hangzhou y nos tostamos a gusto en nuestra ropa de invierno, para luego volver a Shanghai y congelarnos de nuevo. Ahora en Barcelona todo parece más "normal", como que ya me conozco esto y nada me pilla por sorpresa (los días cálidos con brisa fría, luego subirán las temperaturas durante todo el día y la brisa sólo será fresquita por la tarde y se agradecerá un montón, etc). Voy a Shanghai en Agosto, según me han dicho por esas fechas al salir de la ducha ya estás sudando otra vez, y no hay forma de dormir sin usar aire acondicionado. A ver qué me encuentro, si haces alguna entrada al respecto la leeré seguro para tener una opinión occidental del tema XD. Supongo que vivir en un sitio que no es tu tierra natal conlleva adaptarse a la cultura y el idioma y también a la meteorología :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el clima de esta zona es lo peor, jajaja. Sí, el verano es bastante agobiante, aunque depende del año, el año pasado no estuvo tan mal. Es que es un calor húmedo asquerosísimo y no te entran ganas de salir a la calle... además en las oficinas, centros comerciales, el metro, etc, ponen el aire acondicionado a 15 grados bajo cero, así que aunque te asfixies en la calle tienes que llevar una chaqueta para cuando entras en algún sitio, jajaja.

      Eliminar