miércoles, 29 de agosto de 2012

Va de carteles

En Jinxi (un típico pueblo de canales que hay por estos lares) hay un museo de carteles de la época maoísta. Se parecen un montón a los carteles de Corea del Norte, ¿verdad? Debe ser la estética comunista oficial.

La mítica frase de "las mujeres sostienen la mitad del cielo"

Lei Feng (héroe y modelo a seguir) enseñando la revolución a los niños.


Dos niños y dos niñas (lo de la paridad lo inventaron los chinos) se cargan a la Banda de los Cuatro.

Este no sé si hace referencia a algún hecho histórico pero me hace gracia la postura. Ahí, cabalgando las olas y sin agarrarse a la barandilla ni nada.

En la foto no se aprecia bien pero esta niña tenía una cara de psicópata que daba miedo.


En Filipinas me llaman la atención los carteles de los comercios.
¿A que parece de un sitio de esos donde hay señoritas ligeras de ropa? Pues no, es una cadena de restaurantes.
Load na dito: frase ubicua que creo que quiere decir que ahí puedes recargar dinero en el móvil. Debajo, cerveza San Miguel (la filipina).
Kada botelya?? si es que con un poco de esfuerzo se entiende todo.

100% hecho a mano.

sábado, 25 de agosto de 2012

A mitad de camino

Aquí estoy, en una escala de 5 horas en el aeropuerto de Estambul, hecha totalmente mierda porque no dormí nada anoche (hice parada y fonda en Valencia y parecía que se habían abierto las puertas del infierno, se veían las llamaradas y todo). Dios santo, qué manera de sudar, y de pegar ojo nada, claro.

Me ha pasado algo muy gracioso. Todo ha empezado en el aeropuerto, he ido al Burger King a comprarme algo rápido para comer y delante de mí en la cola había dos chavales bastante altos y apuestos que no hablaban ni español ni inglés. La encargada del Burger King estaba siendo super borde con ellos (esos comentarios en plan "si venís a España hablad en español" sobran totalmente, pero cómo se puede ser tan cateta, por dios). En un momento dado han intentado que yo les ayudara pero yo tampoco entendía mucho qué querían decir. Les he preguntado que de dónde eran y dicen "Turquía" (vamos, que iban a ir en mi avión seguro). Y luego riéndose me han dicho que eran futbolistas, y uno dice: "Yo soy el capitán", y el otro "No, el capitán soy yo". Vamos que pensaba que me estaban tomando el pelo y me he reído y me he ido. Pero la cosa es que había seis turcos en el Burger King, todos altos y guapetones (y jovencísimos) y luego han aparecido cuatro más. Ahí ya he empezado a sospechar. Luego mientras embarcaba ha aparecido al final el supuesto equipo de fútbol y he oído que el azafato decía "ya vienen" (con tono de "ya vienen los cuatro jinetes del apocalipsis"). Ahí ya estaba muy intrigada. Parece que eran famosos en todo el aeropuerto, a saber la que habrían liado.

Luego en el avión se ha sentado a mi lado uno del supuesto equipo, que hacia el final del vuelo ha desaparecido. Total que se ha acabado sentando allí uno de los que habían hablado conmigo en Burger King y ha hecho gesto de reconocerme y de querer entablar conversación. Cosa harto difícil ya que  apenas hablaba inglés y yo de turco ni una palabra, pero no sé, por gestos y haciendo el tonto nos hemos reído un rato. Me ha pedido el whatsapp y el facebook y nos hemos añadido. Quería quedar conmigo en el aeropuerto para tomar algo pero no ha podido ser porque él estaba en la terminal de salidas domésticas y yo en la de internacionales. Ha dicho que me va a esperar y yo le he dicho que iría a su ciudad (Samsun, en la costa norte de Turquía) de vacaciones. Fin de la historia de amor de dos horas de duración. Lo que me he reído!

Lo más sorprendente es que es verdad que es futbolista... de la selección sub 20 turca!!
El de más a la derecha.

martes, 21 de agosto de 2012

Tradicional veraneo en Chipiona

Este año no he faltado a mi tradicional cita de cada verano en Chipiona.

Chipiona es un sitio donde las cosas siguen igual, pero cambian.

El faro sigue donde siempre (me vais a perdonar la calidad de las fotos, algunas las he hecho con el móvil)
El más alto de España, parece ser

La casa de Rocío Jurado también sigue donde siempre (no tengo foto de la casa así que os deleitaré con una de la estatua de Rocío Jurado).
Encuentren las 7 diferencias...

La playa sigue igual de petada (ni crisis ni ná) y los niños siguen gritando "Abuelaaaaa!" (según mi tía Nuria es la palabra que más se oye en Chipiona).
Luego dicen de la playa de Qingdao...

Las casas siguen siendo blancas.


Algunas personas siguen estando ahí...


... y el sol se sigue poniendo por el oeste.
 

martes, 14 de agosto de 2012

Road trip around Cebu Island


El plan era ir a Bohol a ver los monitos y las montañitas pero el mal tiempo nos obligó a cambiar de idea. Teníamos que hacer algo que no implicara montar en barco. Así que cogimos dos coches y nos lanzamos a dar la vuelta a la isla de Cebu. Bueno, entera entera no, solo a la parte del sur.

Precaución amigo conductor, la senda es peligrosaaaaaa


La primera parada fue en un puestecito en la montaña donde ponían helados de mango hechos con leche de las vacas de por allí. Buenísimos.


Había un gato faldero que se nos subía a la mesa y todo.



Es muy recomendable hacer un viaje en coche por Filipinas porque se pueden ver los pueblitos que hay a los lados de la carretera y pararte en el que te apetezca. Vi varios guiris con pinta de vivir allí en los pueblos. En la entrada de algunos (pueblos, no guiris) había carteles que indicaban el número de habitantes de la aldea, cuántas casas tenían luz eléctrica, cuántas casas tenían cuarto de baño… muy curioso.

Al final llegamos a un resort al lado de la playa que nos había recomendado la hermana de Jeff. Nos quedamos allí a pasar la tarde, nos bañamos en la piscina y cuando bajamos a la playa se puso a llover a chuzos. Viva el clima tropical!
La playa por la mañana

La playa por la tarde, justo antes de ponerse a llover. No, si esos nubarrones ya avisaban…


Otras cosas interesantes del resort:

La vista desde la puerta de mi cabaña/habitación.
Mini calabazas con forma de carabao (vaca típica de la zona).


Perrillo super mono

Señoras vendiendo collares.
  
Al día siguiente continuamos el tour por la isla.

Muchas iglesias

Mucho verdor

Mucha agua

Más iglesias
 
Haciendo el cabra.

La avenida central del pueblo.

Muchos niños.

Las fiestas del pueblo no están completas sin la pertinente misa…

ni sin fuegos artificiales.


En este último pueblo donde estaban en fiestas nos metimos en el polideportivo municipal a ver un espectáculo que habían montado los lugareños. Suponemos que era de cantes y bailes variados pero tras esperar media hora a ver si el presentador terminaba de presentar a las autoridades locales (después de rezar, por supuesto) nos fuimos con nuestro gozo en un pozo. Media hora diciendo los nombres de todos los alcaldes, oficiales y asociaciones de mujeres de la isla, menudo rollo, madre.


miércoles, 8 de agosto de 2012

Guiris, al fin y al cabo.

En Cebu hay muchos coreanos. Tantos, que un día, paseando por el mercado de Carbón
¿se llamará así por su color tirando a negro?
un niño le dijo a Jeff, al ver que iba de la mano de Anna (conversación original en cebuano, traducida para que nos entendamos):

Niño: Qué suerte tienes, vas de la mano de una americana.
Anna: ¡No soy americana!
Niño: mmmm... ¿coreana?

Pongo una foto de Anna por si alguien está un poco perdido.
Del mismito Seúl.
En Cebu hay tantos coreanos que para los niños cebuanos solo hay dos tipos de extranjeros: los americanos y los coreanos. Igual que para los chinos hay dos tipos de extranjeros: los americanos y los rusos. A los americanos se les conoce en todas partes. Debe ser por las películas. O por las voces que pegan en los bares en cuanto se beben una cerveza.

Comprando jackfruit en el mercado. ¿Cómo se dice jackfruit en español?

Coreanos en remojo. Con camiseta y gorro, no les vaya a dar el sol.

domingo, 5 de agosto de 2012

La boda del año

Ya he vuelto de Filipinas!
Hay mucho que contar así que intentaré actualizar todos los días de esta semana, antes de irme a España el viernes.

Empezaré por lo más importante, el motivo de que haya ido esta vez a Filipinas: la boda de Anna y Jeff.

Fue el sábado 28 de julio y nos tuvimos que levantar a las 5.30 de la madrugada porque supuestamente los maquilladores llegaban a las 6. Al final llegaron a las 8 y estuvimos dos horas esperando, pero bueno. Nos lo pasamos bien. La sesión de maquillaje y peluquería fue un hartón de reir.
Lo de la izquierda no es una mujer
Las damas de honor y la novia a medio peinar y maquillar
En plan marujas totales. Yo estaba haciendo la retransmisión en directo en facebook.
En plena operación retoque.

Finalmente, tras unas 4 horas, todas acabamos bien guapetonas. Como dijo mi madre, ¡es increíble lo que hace el maquillaje! jajaja
Cada una con un color diferente en el vestido pero estamos arrebatadoras! ¿O no?

Y Anna estaba espectacular.
GUAPA!!
Los dos iban de blanco radiante con zapatos azules.

Hubo reencuentro con nuestro querido Rhomel
Fue mi pareja para entrar a la iglesia
El pastel era muy original y con los colores adecuados a la ocasión
Atención al detalle, el novio es más bajito que la novia, fiel a la realidad.

El banquete fue en Plantation Bay, un resort muy bonito en Lapu Lapu City.
Damas de honor posando en el balcón.

Aparte de cenorrio hubo música en directo del grupo del hermano de Jeff, discursos emocionantes y con interpretación simultánea, costumbres filipinas (salir a bailar con los novios y pincharles dinero en la ropa con un imperdible), bailes, juegos... Nos lo pasamos muy bien. Pero las bodas filipinas acaban bastante temprano y a las 9 y pico recogimos el chiringuito y nos fuimos al spa de Plantation Bay.
Plantation Bay

Bueno, paro ya que no quiero aburriros.
En la web del fotógrafo del evento, Aying Salupan, podéis ver más fotazas. La verdad es que mola tener un paparazzi que te persigue todo el día y te saca guapa en todas las fotos.