sábado, 25 de agosto de 2012

A mitad de camino

Aquí estoy, en una escala de 5 horas en el aeropuerto de Estambul, hecha totalmente mierda porque no dormí nada anoche (hice parada y fonda en Valencia y parecía que se habían abierto las puertas del infierno, se veían las llamaradas y todo). Dios santo, qué manera de sudar, y de pegar ojo nada, claro.

Me ha pasado algo muy gracioso. Todo ha empezado en el aeropuerto, he ido al Burger King a comprarme algo rápido para comer y delante de mí en la cola había dos chavales bastante altos y apuestos que no hablaban ni español ni inglés. La encargada del Burger King estaba siendo super borde con ellos (esos comentarios en plan "si venís a España hablad en español" sobran totalmente, pero cómo se puede ser tan cateta, por dios). En un momento dado han intentado que yo les ayudara pero yo tampoco entendía mucho qué querían decir. Les he preguntado que de dónde eran y dicen "Turquía" (vamos, que iban a ir en mi avión seguro). Y luego riéndose me han dicho que eran futbolistas, y uno dice: "Yo soy el capitán", y el otro "No, el capitán soy yo". Vamos que pensaba que me estaban tomando el pelo y me he reído y me he ido. Pero la cosa es que había seis turcos en el Burger King, todos altos y guapetones (y jovencísimos) y luego han aparecido cuatro más. Ahí ya he empezado a sospechar. Luego mientras embarcaba ha aparecido al final el supuesto equipo de fútbol y he oído que el azafato decía "ya vienen" (con tono de "ya vienen los cuatro jinetes del apocalipsis"). Ahí ya estaba muy intrigada. Parece que eran famosos en todo el aeropuerto, a saber la que habrían liado.

Luego en el avión se ha sentado a mi lado uno del supuesto equipo, que hacia el final del vuelo ha desaparecido. Total que se ha acabado sentando allí uno de los que habían hablado conmigo en Burger King y ha hecho gesto de reconocerme y de querer entablar conversación. Cosa harto difícil ya que  apenas hablaba inglés y yo de turco ni una palabra, pero no sé, por gestos y haciendo el tonto nos hemos reído un rato. Me ha pedido el whatsapp y el facebook y nos hemos añadido. Quería quedar conmigo en el aeropuerto para tomar algo pero no ha podido ser porque él estaba en la terminal de salidas domésticas y yo en la de internacionales. Ha dicho que me va a esperar y yo le he dicho que iría a su ciudad (Samsun, en la costa norte de Turquía) de vacaciones. Fin de la historia de amor de dos horas de duración. Lo que me he reído!

Lo más sorprendente es que es verdad que es futbolista... de la selección sub 20 turca!!
El de más a la derecha.

3 comentarios:

  1. ¿Hace más calor en Valencia que en Shanghái?
    Estos días son de tormentas y está más fresquito.
    ¿Cómo se puede hablar sólo turco? A mí no me ponen los futbolistas, pero para gustos están los colores. Seguro que te ha amenizado el viaje.

    ResponderEliminar
  2. Haber tenido la posibilidad de conocer al Guti turco y dejarlo pasar no tiene perdón... por qué todos los que vivís en China hacéis escala en Turquía???

    ResponderEliminar
  3. Oye, tu cumple es uno de estos días, no?

    ResponderEliminar