lunes, 23 de junio de 2014

China, el país de los clones arquitectónicos

Hace unos días el periódico británico The Guardian publicó un artículo en el que concedía a Suzhou el título de "La ciudad de los clones". Yo ya escribí un artículo sobre esto el año pasado pero no me atreví a decir que Suzhou era la ciudad con más clones de toda China. La verdad es que ese es un título bastante disputado ya que aquí se estila bastante esto de la "duplitectura" (copiar obras arquitectónicas).
Pero como una imagen vale más que mil palabras (y más en estos casos), veamos algunos ejemplos:

La esfinge de Shijiazhuang



Saltó a la fama en mayo y parece que no va a durar mucho: un ministro egipcio se ha quejado a UNESCO de esta burda copia y la van a demoler.


La torre Eiffel de Shanghai


Parece que no es solamente la torre Eiffel, sino que a las afueras de Shanghai hay un barrio entero que imita París.
"Parisinos" duchándose en la calle.

El capitolio de una ciudad desconocida


Copias del capitolio de Washington hay a cascoporro, asi a ojo calculo que en cada ciudad china hay al menos una.


La Gran Muralla de Chengdu

No todo son copias de monumentos extranjeros, también los hay nacionales. Si estás en Chengdu y de repente te apetece ir a darte un garbeo por la Gran Muralla no hace falta que te molestes en ir a Beijing.


El mundo en miniatura

Pero si lo que se pretende es ver muchos monumentos mundiales en el menor tiempo (y espacio) posible, lo mejor es ir al parque temático Window of the World, en Shenzhen.





¡La vuelta al mundo en una hora!





1 comentario:

  1. Se te ha olvidado nombrar la copia de la "Casa elipse natural" que van a copiar para mí.
    Están fatal.

    ResponderEliminar