miércoles, 29 de enero de 2014

Diferencias entre China y España

¡C. y yo estamos en España! Nos hemos cogido una semana de vacaciones, más la semana del Año Nuevo Chino. De momento hemos estado en Madrid y en Cáceres.
C. nunca había pasado tanto tiempo en un avión pero lo llevó muy bien. El aeropuerto de Estambul se está quedando bastante pequeño para la cantidad de gente que hace escala allí. Hicimos cola durante unos 40 minutos para pasar el control de seguridad (que alguien me explique por qué hay que pasar el control de seguridad en el aeropuerto de escala. ¿Por si acaso me he fabricado una bomba casera en el avión con los restos de la cena?).

El primer día C. ya observó algunas diferencias entre China y España:

- En España hay una cosa colgada de la pared que mágicamente calienta la habitación: ¡es un radiador! ¡En las casas se está más calentito que en la calle! ¡Es MAGIA!
Vale, en el norte de China también hay, pero en Suzhou no.

- Es complicado averiguar cómo tienes que meterte en la cama: en China hay un edredón con su funda y ya está. En España hay una colcha y luego mantas y sábanas tan bien remetidas que ni sospechas que tienes que abrirlas y meterte en medio. ¡C. se metió entre la colcha y la manta! Teniendo en cuenta que esto también le pasó a un japonés que vino una vez a mi casa, sugiero a los hoteles españoles que pongan un pequeño cartelito con instrucciones explicativas de cómo meterse en la cama para los turistas orientales.
O también pueden dar pistas y dejar abierta una esquinita.

- En algunos bares y restaurantes, las puertas de los aseos están marcadas con una C y una S. Nada más. Ningún dibujito indicativo. Evidentemente alguien que no sepa español no sabe dónde tiene que entrar y lo más probable es que se quede esperando un rato a ver quién sale por cada puerta. Además, C. dice que los urinarios están más altos que en China y se tiene que poner de puntillas para mear. ¡Y eso que no es bajo precisamente!
No hace falta que sean tan finolis como en Taiwan, donde al aseo lo llaman "cuarto de maquillarse", pero un dibujito indicativo no estaría mal.

- En el autobús hay que darle al botoncito de stop si quieres bajarte. En China normalmente el conductor para en todas las paradas porque siempre hay gente que va a subir o bajar. En caso de duda simplemente gritará: "¿Alguien va a bajar en la próxima?", a lo que tú tendrás que responder también a voces o no parará.
¡Guau! ¡Asientos libres en el autobús!

- Hay cosas viejas que se han mantenido así desde hace mucho tiempo y no se han tirado abajo para volverlas a construir desde cero. Los monumentos turísticos no huelen a recién pintado.


- Y el cielo es... ¡azul!


4 comentarios:

  1. Ja, ja, buenísimo lo de la cama. En España tampoco pillan porque los edredones no cuelgan de los lados de la cama, y al final se quedan por ahí agujeros en los que entran vientos siberianos.
    Que lo paséis chupi! Y dile a C que Xin Nian Kuai le!!
    http://elpais.com/elpais/2014/01/24/gente/1390563929_149468.html

    ResponderEliminar
  2. pues si es difícil entrar, ya no te digo lo chungo que es salir de la cama...
    a disfrutar de las vacaciones!

    ResponderEliminar
  3. RE: Ni en la mía... uf con las monjas...qué recuerdos tan penosos de la clase de plástica.
    Pero más que una cuestión de época es una cuestión económica y de libertad del profesor.

    ¿Qué tal en España? ¿Habéis encontrado más diferencias entre China y España?
    Pues riéte tú de C, pero en Corea yo tampoco sé cómo se hace la cama. Tiene cuerdas tía. Total un lío de sábana y colcha me hice.

    ResponderEliminar
  4. Sí, por la mañana había cuatrocientos y pico de contaminación, luego, ya no sé, pero una niebla flipante. Y después, no había manera de despegar, con todos los vuelos que había en año nuevo chino, y los que habían estado esperando toda la mañana.
    ¿Tú sabías que Spring Airlines es la única aerolínea privada en China? Todas las demás pertenecen al Estado. Siempre hablan mal de Spring Airlines, pero yo sólo sé que es la más barata con diferencia, y no me parece peor que las demás. ¿Querrá el Estado desprestigiar a Spring Airlines? Y sí, son los últimos, salen los vuelos de las salas de espera del sótano.

    Pues sí, pero una piedra japonesa para afilar cuchillos.

    ResponderEliminar