martes, 30 de noviembre de 2021

El mercado medieval de Cáceres

 Hace un par de fines de semana fue el mercado medieval de Cáceres, que oficialmente se llama "mercado de las tres culturas" (la cristina, la judía y la musulmana, que convivieron aquí en algún momento de la historia). Este mercado lleva ya haciéndose veinte años, pero a mí solo me suena haber ido un ratillo una vez. Ahora ya debe haberse convertido en un evento de categoría porque estaba muy animado y todos los aparcamientos cercanos estaban completos cuando fuimos.

El mercado lo hacen en la parte antigua de la ciudad, que es el escenario perfecto. Aparte de un montón de puestos de artesanía, había muchos puestos de comida. Lo bueno es que, aunque había mucha gente, como había tantos puestos no tuvimos que hacer cola para comer. Fuimos dos días, el primero comimos un "bocata cristiano" y el segundo falafel, cuscús y kebab. Aparte de cosas para comprar y para comer, también había actores vestidos acorde a la época y varias actuaciones. Nosotros vimos dos de combates. Ademas, pusieron algunas atracciones para los niños y eran muy chulas porque no tenían motor, funcionaban con tracción humana...

Puestos del mercadillo.

Los cacharritos para los niños.

Juegos medievales, sin pantallas ni pilas.

 

Grupo de caballeros.

Los puestos de yantar.

El campamento judío.

 

Pastelitos morunos.

Barco pirata también a tracción humana.

Exhibición de combate.


Falafel y cuscús.

"Caballero patatero, aquesta es la mejor papa del reino entero".

Otros que hicieron una exhibición de lucha.




lunes, 8 de noviembre de 2021

Cosas interesantes que han pasado en China últimamente

Últimamente en China han pasado varias cosas interesantes y quiero hacer una recapitulación de las que me acuerde.


- Rebrote de covid

Últimamente ha habido un rebrote en China, sobre todo en la zona norte, y se ha redoblado el histerismo. Hay que tener en cuenta que en el pico de este "rebrote" había unos 100 casos nuevos al día, en un país de 1400 millones de habitantes con casi el 80% de la población vacunada, lo que en Europa sería motivo de fiesta y jolgorio pero allí es un NO PUEDE SER. Es interesante también recalcar que no ha habido ningún muerto por covid en China en lo que va de año.

Relacionado con esto, hace unos días hubo un positivo en un colegio de Pekín (un profesor). Pues bien, todos los niños de su clase (de 8 años de edad) tuvieron que pasar la noche en el colegio mientras esperaban a que les hicieran el test, y a la mañana siguiente los sacaron en autobuses y los llevaron a hacer dos semanas de cuarentena, a la que podía apuntarse uno de los padres si quería. ¡Menuda elección! Tener que ausentarte del trabajo durante dos semanas o dejar a tu hijo de 8 años haciendo cuarentena solo...

La imagen de la derecha es un vídeo de los niños subiendo al autobús que ha debido rular por toda China, porque le llegó hasta a mi suegra.

 

Y también relacionado con esto, el día de Halloween hubo un positivo en Disneyland Shanghái, por lo que cerraron el parque con 34.000 personas dentro y estuvieron toda la noche haciendo tests. Seguro que a los que fueron no se les hubiera ocurrido que pasarían la noche de Halloween de una forma tan escalofriante.


- Acopio de comida 

Otra cosa que ha dado bastante que hablar últimamente ha sido la recomendación del gobierno de que las familias acumularan víveres en casa. Supuestamente esto era simplemente por si había confinamientos y por si subían los precios de los alimentos, pero la gente se empezó a hacer pajas mentales y dedujeron que la guerra contra Taiwán iba a empezar ya. Alguien compartió un vídeo de un tren transportando misiles (sin fecha ni contexto) y había una retahíla de comentarios diciendo gilipolleces del tipo "Ya es hora de liberar Taiwán". Me han pasado fotos de supermercados con las estanterías arrasadas, lo que no ocurrió prácticamente ni al principio de la pandemia.

No encuentro la foto de las cubetas de arroz vacías, así que pongo esta, que en realidad parece un día normal en el Alcampo de Suzhou.

 


- COP26

Ya ha sido la cumbre del cambio climático y Xi Jinping, uno de los más esperados, no ha hecho acto de presencia y ha sido criticado por ello. A mí me ha extrañado que alguien pensara que iba a ir, si desde que empezó la pandemia no ha salido de China, ¿no? ¿Cómo va a salir si luego al regresar a China tendría que estar tres semanas de cuarentena para dar ejemplo a la nación? ¿Daría el parte desde la habitación de su hotel de cuarentena y asistiría a las reuniones por Zoom?

Y con este teléfono daría las entrevistas.

 

- Peng Shuai y serie coreana 

Peng Shuai es una tenista china bastante famosa que hace unos días contó en su Weibo que un exaltísimo cargo del Partido Comunista (el antiguo viceprimer ministro) abusó sexualmente de ella. En su mensaje ella decía que sabía que no iba a servir para nada pero que quería contarlo, y a los pocos minutos la publicación desapareció y su cuenta también. Pero obviamente hubo rapidillos que habían sacado capturas de pantalla del mensaje y el cotilleo se fue extendiendo, aunque lo censuraron rápidamente en China (no así en los medios internacionales). C. se lo contó a un par de su oficina, que la mañana del día de autos aún no se habían enterado, pero en otro de sus grupos de WeChat sí que lo estaba comentando todo el mundo (usando emojis de una manera muy creativa para no escribir los caracteres que pudieran ser censurados, ya que parece que se estaba censurando hasta la palabra "tenis"). Lo más gracioso de este asunto (que en sí no tiene nada de divertido) es que una serie coreana llamada "El primer ministro y yo" desapareció misteriosamente de todas las plataformas de streaming chinas.

Hay que decir que el viceprimer ministro chino no está de tan buen ver, porque cuando pasó el asunto tenía 70 años o así...

 

Y hasta aquí el resumen de las últimas noticias chinas.

jueves, 28 de octubre de 2021

Excursión a Aracena

A mediados de octubre hicimos una excursión a Aracena con unos amigos de Sevilla. Yo nunca había ido, pero parece que entre los sevillanos es un sitio popular para ir de retiro y disfrutar de la naturaleza, ya que lo tienen a solamente una hora de coche. Aracena está al norte de Huelva, pegando ya con la provincia de Badajoz, y es una zona de mucho campo y montañas no muy altas (la zona se llama Sierra de Aracena y Picos de Aroche). 

En total visitamos tres pueblos: Valdezufre, donde teníamos el hotel, Aracena y Zufre. Valdezufre es un pueblo chiquitísimo (para que os hagáis una idea, solo tiene un bar) y según Google solo tiene 380 habitantes. Aracena es la capital de la comarcay le da nombre. Lo más famoso de allí es una cueva llamada Cueva de las Maravillas, pero no se nos ocurrió comprar la entrada por anticipado hasta dos días antes y ya no quedaban. Bueno, tampoco es un plan para ir con niños pequeños y que se despeñen por ahí. Así que visitamos el castillo, que es unas cuantas ruinas con una iglesia pero con muy buena vista, y el parque del pueblo. También fuimos a unos cuantos restaurantes y nos montamos en el tren turístico, que está muy gracioso, sobre todo para los niños. 


La vista desde la entrada al recinto del castillo.

Para subir había una buena cuesta.

Del castillo no queda prácticamente nada.


Parque con columpios, parada obligada.

El castillo visto desde abajo.

Plan guiri total.

Al anochecer.


En Zufre paramos a comer cuando ya volvíamos el último día. Es un pueblo muy cuqui porque está en lo alto de una montaña.






martes, 12 de octubre de 2021

Fin de semana en Madrid

Como vamos a estar en España una temporada, quiero aprovechar para ir a muchos sitios, que luego siempre me quedo apalancada y no hacemos nada. C. ahora tiene todo el tiempo del mundo, pero yo trabajo según el calendario chino y el niño va al cole, así que solo podemos viajar los fines de semana. Bueno, menos da una piedra, hay muchos sitios a los que podemos llegar en tres horas de coche (para un fin de semana, más ya es demasiado palizón).

Con esa idea en mente, el primer fin de semana nos plantamos en Madrid para ver el piso nuevo de mi hermano y mi cuñada y a unas amigas que no veía prácticamente desde mi boda española. También aprovechamos para ponernos como el quico, con desayunos con donuts, bizcochos y cruasanes, y en restaurantes que no tenemos en Cáceres (fuimos a un indio, un coreano y un chino chino). También nos pasamos por un supermercado asiático, pero esto no era tan urgente porque al fin y al cabo siempre podemos comprar por internet.

Turisteo no hicimos mucho, aunque pasear por el centro de Madrid ya es hacer el turista, supongo. Yo quería ir a la exposición de Magritte en el Thyssen pero obviamente con el niño hubiera sido un coñazo, así que deseché la idea. Estuvimos paseando, en parques y en columpios, como los nativos. El sábado nos hizo un día de lujo y el domingo por la mañana cayó la del pulpo.

El Retiro estaba hasta los topes, aunque en la foto no lo parezca mucho.

No hice foto, pero en el Palacio Real llegamos justo a ver el cambio de guardia.

Cerveza coreana.

De postre, helado en taiyaki (el pastelito ese con forma de pez).

Taba rico, pero era demasiado... Nos lo comimos entre los dos.

El domingo, ya después de llover.

Le flipó la estatua esta.

Con la prima Frida.

 



jueves, 30 de septiembre de 2021

Escapadas en Cádiz

Hoy quiero dejar constancia de un par de escapaditas que hicimos en verano. Lo pasamos entero en Chipiona (bueno, un tercio de junio, todo julio y todo agosto) y la verdad es que no nos hemos movido mucho, menos un par de días. También es verdad que yo solo he tenido dos días de vacaciones y que en verano todo Cádiz está hasta la bandera y con unos precios de locura... Pero bueno, algo hay que hacer cuando se tiene la oportunidad.

En junio, cuando vino mi amiga alemana con su familia, hicimos una excursión a Arcos de la Frontera, un pueblo muy bonito con buenas vistas.

Y con muchas cuestas también.

Parece que este mirador se llama Balcón del coño, pero allí no lo ponía.

En teoría, porque "¡Coño!" es lo que dice la gente al asomarse.

Un arco...

Y otro más.


Y a finales de agosto me cogí un par de días libres y fuimos a otro pueblo "de la frontera", esta vez Vejer.

El Palmar, la playa de Vejer.


Vejer propiamente dicho. ¡Más cuestas!

Este rinconcito aceptaba donaciones para mantener las plantas.

La Plaza de España.





lunes, 23 de agosto de 2021

Anécdotas de chinos en España

El socorrista de la piscina pensaba que C. era japonés. Es algo que le pasa a menudo, incluso en China, aunque allí más bien suelen pensar que es coreano, y él bromea diciendo que es de Xinjiang. Una vez en Xiamen lo saludaron con un "anyong haseyo" achinado que debía ser la versión del "hallo" que usan con los coreanos. Un par de veces también le han dicho que se parece a un jugador de béisbol japonés de cuyo nombre no puedo acordarme.

El falso japocoreano haciendo la prueba del magnetismo de la vacuna de covid (tres meses después de ponérsela y en el otro brazo xD).

 

Total, que un señor mayor lo vio nadando en la piscina aquí en la urbanización y le preguntó al socorrista si era japonés. "Sí", fue su respuesta, aunque C. habla con él todos los días y ya le había dicho que era chino. Entonces el señor mayor se puso a hablar con C., y al rato me acerqué yo, sospechando que no se estaría enterando de mucho. Resulta que el señor era de Coria del Río y hacía poco se había enterado de que su bisabuela se apellidaba Japón, así que era descendiente de los japoneses que se instalaron en Coria del Río hace varios siglos (una historia muy interesante que se puede leer aquí y de la que casualmente habíamos estado hablando C. y yo hacía unos días).

Ahora el socorrista ya tiene clara la nacionalidad de C. y siempre lo saluda con un "nihao", aunque luego se pone a hablar en inglés ya que el chino no le da para más (normal).

Desde que estamos en España hemos ido a varios bazares de chinos, pero restaurantes solamente a uno en Cáceres hace un par de meses. Queríamos ir a un restaurante que hay en Rota, el pueblo al lado de Chipiona, porque resulta que se abrió en 1968 y es uno de los restaurantes chinos más antiguos de España. Lamentablemente, llamé para reservar y me dijeron que tienen el comedor cerrado y que solo entregan a domicilio (¿será por el covid? Ni idea. Los chinos son muy cautelosos con este tema). A bazares hemos ido a varios. En Cáceres hemos ido a uno muy grande de cuyo dueño C. dice que seguro que es el capo de los chinos de allí. A los de los bazares parece resultarles curioso ver a un chino que no conocen, con pinta de turista y con una española. También les hace mucha gracia que A. hable chino. En la primera visita al bazar de Cáceres ya nos hicieron descuento. En la segunda, le preguntamos al dueño dónde podíamos encontrar vinagre chino y, tras hacer unas llamadas, nos mandó a una tiendita de golosinas regentada por una pareja de chinos jóvenes en la que, además de pan y gusanitos, en una esquinita tenían tallarines importados, salsa de soja y vinagre chino.

¡La misma marca que compramos en China!

 

Aquí en Chipiona también hemos ido a varios bazares (es sorprendente la cantidad de ellos que hay). En el primero al que fuimos enseguida nos preguntaron qué hacíamos aquí. Que por qué habíamos venido, si en China la situación era mucho más segura. Lo decían con cara de "yo si pudiera me iba". Los chinos que viven aquí desde luego le tienen mucho más respeto a la pandemia que los españoles. La pareja dueña de ese bazar tiene dos niñas y siempre que vamos les dicen que hablen en chino con "el hermanito". En China, a alguien ligeramente más mayor que tú lo llamas hermano/a mayor (哥哥 gege/姐姐 jiejie), y a alguien un poco más joven, hermano/a menor (弟弟 didi/妹妹 meimei). Los de este bazar ya nos saludan hasta cuando simplemente pasamos por delante de su puerta. En la última conversación hace un par de días, el hombre nos contó que viven en el piso que hay encima del bazar y que en invierno también va bien el negocio (esto se lo preguntamos porque en invierno aquí vive poca gente).

En el restaurante chino al que fuimos en Cáceres (que era chinospañol, por supuesto. En Cáceres no hay chinos chinos. Podríamos montar uno... algo así modernito).

Comiendo con palillos y cuchara a la vez, como buen niño chino.